Empleados de una central nuclear iraní.

Irán se declara dispuesto a divulgar las imágenes que implican a una inspectora de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) en un “caso sospechoso”.

El portavoz de la Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI), Behruz Kamalvandi, ha confirmado este sábado que la acreditación de una inspectora de la AIEA fue revocada luego de que, en una revisión de seguridad en la entrada de la planta nuclear de Natanz, se detectara que “llevaba material sospechoso”.

Un control a la entrada de la planta de Natanz “activó varias veces la alarma, mostrando que (la inspectora) estaba contaminada con algunos materiales o los llevaba con ella”, ha explicado Kamalvandi y agregado que “si es necesario, vamos a mostrar las imágenes” del incidente.

El miércoles, la OEAI informó en un comunicado que no permitió a una inspectora de la AIEA entrar en las instalaciones de la central nuclear de Natanz, sita en el centro de Irán, por llevar consigo, al parecer, “material sospechoso”. Ante esta situación, la funcionaria regresó a Viena (Austria).

El vocero de la OEIA no ha ofrecido detalles, como el tipo de material dudoso, y ha indicado que las “amargas experiencias” de Irán en materia de sabotaje nuclear han conducido a un sistema de control estricto.

El embajador de Irán ante el AIEA, Kazem Qaribabadi, tras informar el miércoles del incidente en una reunión especial de la agencia en Viena, explicó a los periodistas que la inspectora “se escabulló” al baño mientras esperaba una inspección más exhaustiva con un detector con capacidad para encontrar una gama más amplia de materiales explosivos.

Después de regresar del servicio higiénico, según detalló el funcionario persa, las alarmas no volvieron a sonar, pero las autoridades persas encontraron contaminación en el baño y más tarde su bolso vacío durante un registro.

La acción sospechosa de la inspectora tuvo lugar el mismo momento en que el país persa iniciaba la implementación del 4.º paso en reducir sus compromisos nucleares bajo la supervisión de la AIEA.

Como signatario del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP), las actividades nucleares de Irán son constantemente inspeccionadas por la AIEA, una entidad internacional que ha corroborado, en reiteradas ocasiones, el cumplimento de Teherán de lo estipulado en el convenio nuclear, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés).

Irán ha denunciado frecuentemente que Estados Unidos y el régimen de Israel están llevando a cabo campañas de sabotaje contra sus pacificas actividades nucleares, además de estar implicados en masivos ataques cibernéticos contra las infraestructuras más importantes del país persa.

Desde que Estados Unidos abandonó unilateralmente el acuerdo nuclear e impuso sanciones económicas contra Teherán, ha presionado a otros países, incluso a las organizaciones internacionales, para que sigan sus pasos antiraníes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.