«Mantenemos la decisión de realizar el 21 de noviembre el paro que
acordamos desde el pasado 4 de octubre y realizaremos movilizaciones en todo el país», anunció Diógenes Orjuela, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia (CUT).

Las organizaciones están formando un solo frente de protesta contra el
gobierno, al que se han sumado indígenas, estudiantes, sectores de oposición
y artistas.

Desde su llegada al poder en agosto de 2018, Iván Duque ha enfrentado el
descontento paulatino de la población en las calles, en respuesta a sus propuestas económicas, la política de seguridad enfocada en el combate al narcotráfico y los cultivos ilegales, además de su intento de modificar el pacto que llevó al desarme de la guerrilla.

«Continuaremos en todo el país la organización de esta gran movilización y
de este gran paro nacional (…) para protestar por los intentos, los
propósitos que hay de empobrecer aún más a la población colombiana»,
dijo Miguel Morales, presidente de la Confederación de Trabajadores de
Colombia, uno de los sindicatos más importantes después de la CUT.

Los movimientos de protesta repudiaron la violencia contra los líderes sindicales y sociales, que dejó 486 muertos entre el 1 de enero de 2016 y el 17 de mayo de 2019, según la Defensoría del Pueblo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.