martes, octubre 20, 2020
Enlace externo

«Los paros van a continuar en todo el país»: líder sindical de Colombia pide a Duque atender las demandas sociales.

Este viernes se registraron numerosas protestas en las plazas de las principales ciudades de la nación suramericana.

Noticias populares

EEUU involucra a Panamá en su conflicto contra China

El pasado 17 de agosto los gobiernos de Panamá y Estados Unidos firmaron un memorándum de entendimiento para promover...

Milicia mercenaria de Washington secuestra a jóvenes en provincia de Hasakeh

Hassakeh, Reqqa, SANA.— La autoproclamada milicia separatista FDS apoyada por las tropas de ocupación estadounidenses, secuestró a un número...

Ejército ruso incrementa su presencia en el noreste de Siria

Un número de militares rusos han sido vistos dirigiéndose desde Latakia a la gobernación de Al Raqqa esta semana,...

Colombia se prepara para la segunda jornada de paro nacional, con un Gobierno que ha condenado el vandalismo y saqueos de una minoría de manifestantes, pero que se ha pronunciado poco sobre las demandas sociales expresadas por la ciudadanía, lo que ha generado inconformidad entre las organizaciones sindicales del país.

Diógenes Orjuela, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia (CUT), uno de los sindicatos más grandes del país, advirtió este viernes que si el Gobierno de Iván Duque no ofrece una respuesta a las demandas sociales, los paros continuarán.

«Es clara la advertencia a este Gobierno, de que si no se abre un espacio para debatir todos estos temas, los paros van a continuar en todo el país», dijo Orjuela, según reportó El Tiempo.

En el mismo tono, el Comité Nacional de Paro, que aglutina a organizaciones de derechos humanos, sindicatos, sectores estudiantiles, indígenas y afrodescendientes, se declaró en estado de alerta ante la violencia del jueves, que dejó tres personas muertas y más de 270 heridos. Además, dijo que la Administración de Duque «se equivocó» al asegurar que no había razones para marchar.

«Seguiremos manifestándonos pacíficamente», señalaron los voceros este viernes, agregando que el próximo martes se reunirán para trazar el plan de ruta que guiará las futuras movilizaciones, en «rechazo a la política neoliberal» del Gobierno.

Ante el paro nacional del jueves, registrado en más de 500 municipios del país, las fuerzas policiales colombianas reprimieron las manifestaciones en la capital. En la ciudad de Cali (departamento de Valle del Cauca) y el municipio de Facatativá (Cundinamarca), las autoridades decretaron toque de queda.

Pese a las violentas imágenes, miles de colombianos expresaron su respaldo a las movilizaciones mediante ‘cacerolazos’ que se escucharon en la noche en las calles de Bogotá y de otras ciudades del país. Asimismo, en las redes sociales se difundieron imágenes de manifestantes pacíficos que reprocharon su actitud a los autores de hechos vandálicos.

Por su parte, Duque reconoció el comportamiento de la mayoría de las personas durante el paro nacional del jueves, aunque subrayó que su Gobierno no permitirá «saqueos ni atentados contra la propiedad privada», tras algunos hechos registrados en Cali y Bogotá, y concluyó afirmando que aplicarán «todo el peso de la ley». El ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, informó que se han realizado 98 detenciones y 53 allanamientos durante la jornada de ayer.

Este viernes, se llevaron a cabo simultáneas manifestaciones pacífica desde las 16:30 hora local (21:30 GMT) en las plazas de las principales ciudades colombianas. En Bogotá, miles de personas se concentraron en la Plaza Bolívar, pero fueron dispersadas con gases lacrimógenos por miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad).

Desde las 13:30 hora local, se registraron bloqueos, cierres de vialidades y actos vandálicos de pequeños grupos de personas en estaciones de transporte público. En el barrio Patio Bonito, ubicado en el distrito de Kennedy, al sur de Bogotá, decenas de personas saquearon el establecimiento Surtimax y se llevaron productos alimenticios.

Además, se registraron enfrentamientos entre manifestantes y la policía en el sector Molinos, al sur de la capital.

El Sistema de Transporte Colectivo Transmilenio reportó a las 15:42 hora local que 76 estaciones permanecían cerradas por las manifestaciones. De acuerdo con la empresa, 74 buses han sido afectados por el vandalismo, dejando un conductor herido, según información de El Tiempo.

En el transcurso de la tarde, el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, anunció toque de queda en toda la capital colombiana.

Durante la jornada de protestas, en la ciudad de Cali, el coronel Didier Estrada, comandante operativo de la Policía, informó que habían recibido denuncias sobre alteraciones al orden público en el centro histórico, lo que provocó que comerciantes salieran con palos a defenderse de supuestos vándalos. Sin embargo, confirmó que no tenían registros de ningún hecho delictivo.

Fuente: RT

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

El gran golpe

A las puertas del crucial Comité Central del Partido Comunista, China acaba de dar el paso definitivo para acabar con el imperialismo estadounidense. El...

Le puede interesar: