La suspensión de vuelos directos entre El Salvador y Cuba ratifica que el bloqueo estadounidense contra Cuba afecta también a terceros países, confirmaron hoy fuentes diplomáticas.

Avianca, aerolínea colombiana, era la única que volaba directamente entre San Salvador y La Habana, pero recién anunció que a partir del próximo 15 de enero suspendería dicha ruta para evitar conflictos con el gobierno de Estados Unidos.

«Esta decisión ya afecta negativamente al turismo salvadoreño, pero también a la comunidad cubana en El Salvador y sus familias», aseguró a Prensa Latina el diplomático Abel Bárzaga, de la embajada de la isla en este país.

Bárzaga, encargado de Asuntos Políticos y Diplomáticos de la legación, señaló que la medida adoptada por Avianca también echa por tierra la versión de que el bloqueo es un asunto bilateral entre EE.UU. y Cuba.

«Al interrumpir el único vuelo directo entre ambos países sobreviene una baja en el turismo salvadoreña hacia Cuba, que iba en ascenso, pero además complejiza y encarece los viajes de reunificación familiar», explicó Bárzaga.

Ahora las variantes son viajar a través de Copa Airlines, que obliga a una escala en Panamá, o Interjet, que demanda una visa de México, un requisito extra que puede ser engorroso.

Avianca suspendió el pasado 31 de octubre la venta de pasajes a Cuba, alegando «un asunto pendiente con la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento de Tesoro de Estados Unidos (OFAC, siglas en inglés)».

Debido a sus problemas financieros, la compañía colombiana vendió la mayoría de sus acciones a Synergy Aerospace, que constituyó la sociedad BRW en Delaware, EE.UU., sometiéndose por ende a las regulaciones norteamericanas.

Cuba resiste hace seis décadas un bloqueo económico, financiero y comercial de Estados Unidos, que lo mantiene pese al amplio rechazo internacional hacia una política calificada de obsoleta, genocida y violadora de los derechos humanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.