Vehículos militares de EE.UU. en un campo petrolero en Rmeilan, en la provincia de Al-Hasaka, noreste de Siria, 6 de noviembre de 2019. (Foto: AFP)

Estados Unidos sigue considerando que su ocupación de los campos petrolíferos en Siria es “legal” según el derecho internacional.   

El enviado especial de Estados Unidos para Siria, James Jeffrey, afirmó el viernes que la custodia y la incautación de los campos petroleros del noreste de Siria por parte de las tropas estadounidenses es totalmente legal conforme al derecho internacional.

“Estoy seguro de que es legal según el derecho internacional”, respondió el diplomático a una pregunta formulada sobre si consideraba lícito el control de dichos pozos sirios para después añadir que “no estamos haciendo nada ilegal, las FDS [llamadas Fuerzas Democráticas Sirias] continúan controlando los campos como en el pasado, facilitaremos ese trabajo como parte de nuestra estrategia general hacia Siria”.

Jeffrey también adelantó que el Ejército estadounidense continuará apoyando a FDS, milicia armada kurdo-sirias, para mantener los yacimientos de petróleo fuera del alcance del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).

En respuesta a estas declaraciones, el representante permanente sirio ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Bashar al-Yafari, las refutó subrayando que los estadounidenses no solo han ocupado los campos petrolíferos de Siria, sino que también están robando sus sustanciosos ingresos que pertenecen al pueblo sirio.

“Estados Unidos ocupa pozos petroleros sirios, saqueando los ingresos de la nación siria a la sombra del Consejo de Seguridad”, enfatizó Al-Yafari en un discurso pronunciado el mismo viernes ante una comisión de la Asamblea General de Naciones Unidas (AGNU).

A mediados de octubre, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, había informado del comienzo de la retirada de 1000 tropas estadounidenses del norte de Siria. No obstante, el presidente Donald Trump dio a conocer un poco más tarde su decisión de mantener un número de efectivos en el este de Siria cerca de los yacimientos petroleros supuestamente para protegerlos.

Esta medida de Estados Unidos ha desatado una ola de rechazos y críticas no solo por parte del Gobierno de Siria, sino de otros países del mundo, entre ellos Rusia e Irán, que advierten que Washington, escudándose en la presencia del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), permanece en el territorio sirio para robar su petróleo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.