La exembajadora de EE.UU. en Ucrania, Marie Yovanovitch, en el comité del Congreso sobre el proceso del juicio político de Donald Trump, 15 de noviembre de 2019.

El presidente de EE.UU., Donald Trump atacó el viernes a la exembajadora estadounidense en Ucrania, Marie Yovanovitch, diciendo que “no era un ángel” y alegando que se negó a colgar su fotografía enmarcada en la misión diplomática en Kiev durante al menos un año, según informó el viernes la cadena de televisión norteamericana CBS.

“Esta embajadora, que todos dicen que fue tan maravillosa, no colgó mi foto en la embajada”, llegó a destacar el mandatario estadounidense en una entrevista concedida al medio local.

En respuesta a estas alegaciones, un miembro del equipo legal que representa a Yovanovitch apuntó a la cadena que la embajada colgó fotos de Trump, el vicepresidente, Mike Pence; y el entonces secretario de Estado Rex Tillerson “tan pronto como llegaron de Washington DC [capital de EE.UU.]”.

En su intervención televisiva, el líder republicano reveló que Yovanovitch, quien fue designada por el presidente Barack Obama en 2016, no le guardaba ninguna simpatía y tampoco le agradaba al presidente ucraniano Volodymyr Zelensky. “Esta mujer no era un ángel, ¿de acuerdo? Hubo muchas cosas que ella hizo que no me gustaron”, reconoció el magnate neoyorquino.

Trump y Zelensky discutieron sobre Yovanovitch durante la famosa llamada telefónica del 25 de julio que propició el lanzamiento de la investigación de juicio político de la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata. Durante dicha conversación, el dirigente estadounidense se refirió a la entonces diplomática como una persona que donde estubiera ella “las cosas resultaban mal”.

Yovanovich fue destituida repentinamente de su cargo a mediados de este año en curso, luego de que fuera objeto de una campaña de desprestigio dirigida por Rudy Giuliani, abogado personal de Trump, a quien se dirige todas las miradas en las pesquisas sobre la trama ucraniana.

Según todas las revelaciones que se van conociendo en estos días durante las vistas de la comisión del Congreso sobre la trama ucraniana, Giuliani fue quien transmitió las órdenes directas de Trump al embajador de EE.UU. ante la Unión Europea (UE), Gordon Sondland, de que presionara a Zelenski para que llevara a cabo una investigación judicial que perjudicara a los demócratas a cambio de un quid pro quo, que consistía en el envío de una sustanciosa ayuda militar y una invitación a la Casa Blanca que tanto deseaba, en ese entonces, el mandatario ucraniano.

En concreto, las órdenes eran de que Zelenski indagara sobre la empresa en la que trabajaba el hijo del exvicepresidente de EE.UU. Joe Biden, Hunter quien era miembro del consejo de administración de la compañía energética ucraniana Burisma, investigada por corrupción.

Y todo ello para hallar algún indicio de un caso de irregularidades que salpicara a Biden y así perjudicarle de cara a las elecciones presidenciales de 2020, puesto que este excompañero de fórmula de Obama es el más firme candidato demócrata para ganar las primarias del partido y medirse con Trump ganándole, según las encuestas, siempre y cuando, este último no quede en el camino por el posible juicio político que pudiera prosperar en su contra.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.