La denominada “crisis climática” es un batiburrillo de fenómenos naturales y artificiales, ciertos o ficticios, en los que cabe un poco de todo, desde el derretimiento de (todos) los glaciares, hasta las oleadas de refugiados o la extinción de las especies.

Uno de los fenómenos que se atribuyen a esa “crisis” es la elevación del nivel de las aguas, como la que ha ocurrido recientemente en Venecia, inundada como consecuecia de una marea excepcional, que se elevó 1,87 metros, su segundo récord histórico después del 4 de noviembre de 1966, cuando subió 1,94 metros.

En Venecia se utiliza la expresión “acqua alta” (1) para referirse a un pico de marea particularmente pronunciado que provoca la inundación de una parte del área urbana de la isla, lo que a veces suele ocurrir en otoño o primavera.

El fenómeno se conoce desde tiempos inmemoriales. Es un acontecimiento a la vez natural y artificial que en ningún caso es efecto de una subida de la temperatura atmosférica.

El Mar Adriático tiene un régimen de mareas diferente del resto del Mediterráneo. Primero, por causas astronómicas: una oscilación de 20 a 30 centímetros de la declinación lunar con una frecuencia de 18,61 años. Esta oscilación se describió por primera vez en 1982 en “Oceanologica Acta”, cuando se estudiaron los registros del mareógrafo de Venecia.

Segundo, por causas meteorológicas: la acción de los fuertes vientos (siroco, bora) que soplan a través de la entrada del puerto desde la laguna y que, en ocasiones, impiden el flujo y reflujo del mar (2).

El ritmo de subida del nivel de las aguas en Venecia se conoce con detalle desde que se instaló el primer mareógrafo en 1872. Desde 1930 a 1970 las aguas subterráneas se estuvieron bombeando para abastecer la piscina industrial del puerto de Marghera y, a partir de entonces, se ha producido una estabilización del nivel de las aguas, que oscilan alrededor de 2,5 milímetros al año (3).

El aumento del nivel de las aguas es aparente, al menos en parte. En realidad, lo que está ocurriendo es lo mismo que en otras costas: el terreno se está hundiendo, como estableció el estudio de 1982, según el cual al menos 14 centímetros del aumento local del nivel medio del mar (27 centímetros desde 1872) se debe a un hundimiento natural del terreno (llamado “subsidencia tectónica”, que no ha cambiado en millones de años) e industriales (bombeo de aguas subterráneas).

Las mediciones de la NASA confirman la disminución constante de la altitud terrestre de Venecia durante el periodo 2001-2011 y si las mediciones del nivel del mar se llevan a cabo en una costa estable, como en Rovinj, Croacia, que está a unos 120 kilómetros de Venecia, en 63 años la tendencia es de 0,08 centímetros al año.

Es más, desde 2009 el nivel del Adriático está disminuyendo, según confirman los otros tres mareógrafos del sector: Trieste, Porto Garibaldi (al norte de Rávena) y Zadar en Croacia.

La construcción de las instalaciones industriales del puerto de Marghera ha agravado el fenómeno de las altas mareas en Venecia. La mayor parte de las obras se llevaron a cabo en la vasta zona del delta, es decir, sobre pequeñas islas en la superficie del agua que servían como vaso de expansión para las mareas altas.

Además, para que los petroleros llegaran a los muelles de carga, excavaron un canal profundo que va desde la desembocadura del puerto de Malamocco hasta el continente. La obra aumentó considerablemente la sección transversal de la boca del puerto, aumentando así la cantidad de agua que entra en la laguna.

Además, las obras en el puerto de Marghera no son las únicas que están causando el aumento de las mareas altas. Desde mediados del siglo XIX hay otras obras de infraestructura que también influyen en que esté aumentando exponencialmente el número de inundaciones en Venecia desde 1970.

(1) https://fr.wikipedia.org/wiki/Acqua_alta
(2) https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/0278434394900078
(3) https://lienss.univ-larochelle.fr/IMG/pdf/VS_J3_4_Dario_Camuffo.pdf

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.