El vicesecretario general de Hezbolá, el sheij Naim Qasem, en una rueda de prensa.

El Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) rechaza las condiciones de Estados Unidos para formar un nuevo gobierno en el país árabe.

“Las condiciones estadounidenses para la formación del gobierno libanés han sido rechazadas”, ha precisado este lunes el vicesecretario general de Hezbolá, el sheij Naim Qasem, añadiendo que todos los libaneses y los partidos políticos apoyan la continuación de las reformas económicas y sociales.

Desde principios de octubre, El Líbano es escenario de masivas protestas por la precaria situación económica y la subida de los impuestos. Ante el creciente descontento popular, el primer ministro libanés, Saad Hariri, presentó su renuncia y la de todo su Gobierno, por lo cual el presidente del país, Michel Aoun, llamó a formar un nuevo gabinete que responda a las exigencias del pueblo.

Los comentarios de Qasem se producen después de que el embajador estadounidense en Beirut (la capital libanesa), Jeffrey Feltman, afirmara el martes ante la Cámara de Representantes de Estados Unidos que “la mayoría de los libaneses han perdido la fe en Hezbolá”, pidiendo bloquear la influencia del movimiento en la estructura política del país.

Los comentarios de Feltman llevaron a varios libaneses a manifestarse frente a la embajada de Estados Unidos en Beirut, denunciando la postura intervencionista de Washington.

Ante las afirmaciones injerencistas de la Casa Blanca, Hezbolá ha destacado la importancia de las reclamaciones legítimas de los libaneses. “El nuevo gobierno debe ser un gobierno de salvación que lucha contra la corrupción”, ha dicho Qasem.

Entre tanto, el vicepresidente del Consejo Ejecutivo de Hezbolá, Ali Damush, ha aseverado recientemente que es Washington quien ha golpeado la económía libanesa, al imponer varias rondas de sanciones contra el país árabe, impedir la inversión de las compañías libanesas en Siria, así como dificultar la cooperación de China y Rusia con El Líbano.

Pese a que el Gobierno libanés ha aprobado una serie de reformas, todavía siguen las protestas en El Líbano, con el apoyo de ciertos países extranjeros, entre ellos Estados Unidos, Arabia Saudí y el régimen de Israel, conforme denuncian autoridades libanesas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.