El Ministerio de Relaciones Exteriores de China ha comunicado este lunes que Pekín ha impuesto sanciones contra varias organizaciones no gubernamentales de EE.UU., incluida Human Rights Watch, por «apoyar actividades extremistas y violentas en Hong Kong».

El pasado jueves, las autoridades de Hong Kong (China) expresaron su «fuerte oposición» a la denominada ‘Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong’, firmada el 27 de noviembre por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

En su mensaje, Hong Kong «lamenta profundamente» que EE.UU. haya ignorado repetidamente sus preocupaciones sobre esta cuestión. Asimismo, indica que las autoridades locales perciben la actuación de Washington como una interferencia abierta en sus asuntos internos, que «ni es necesaria ni está justificada» y que «puede dañar las relaciones e intereses de EE.UU. y de Hong Kong».

Un portavoz del Gobierno hongkonés recuerda que «EE.UU. tiene enormes intereses económicos en Hong Kong» y advirtió que cualquier cambio unilateral «crearía un impacto negativo en las relaciones entre las dos partes», por lo que las autoridades locales esperan que Washington «adopte una actitud pragmática» y mantenga sus «posiciones de principios hacia Hong Kong».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.