miércoles, mayo 27, 2020
Enlace externo

Las elecciones británicas son sinónimo de guerra sucia por parte de los medios de intoxicación.

Noticias populares

La Organización Mundial de la Salud dice ahora que nunca ha aconsejado el confinamiento para frenar la pandemia

La portavoz de la OMS, Margaret Harris, ha manifestado al periódico australiano Sydney Morning Herald, que la organización internacional...

Una ciudad de Brasil reabre sus comercios y los casos de coronavirus se disparan 185 %

La ciudad brasileña de Blumenau, en el estado de Santa Catarina, ha experimentado un aumento de más del doble...

Por primera vez los bomberos de Nueva York reconocen que las Torres Gemelas fueron demolidas con explosivos.

Por primera vez un organismo público de Estados Unidos ha declarado como “incuestionable” que la destrucción de las tres...
El mes pasado un informe de 451 páginas publicado en Reddit aseguraba que el gobierno británico había llegado a un acuerdo con Estados Unidos para que, una vez que el Brexit se hiciera efectivo, las empresas farmacéuticas estadounidenses tuvieran “acceso ilimitado” al NHS, el sistema público de salud.

En consecuencia, los precios de la atención médica y los medicamentos aumentarían, la carga fiscal del sistema sanitario también aumentaría, abriendo las puertas a su privatización.

La reacción mediática fue la que cabía esperar: en lugar de ir al fondo del asunto, lanzaron la cortina de humo de que quien había filtrado el informe era Rusia, lo cual es magnífico porque nadie se preocupó de poner en duda la veracidad del informe, que es lo interesante.

La injerencia rusa se convierte así, otra vez, en una campaña dirigida contra el Partido Laborista, convirtiendo a las elecciones, lo mismo que en Bolivia, en un lodazal de mentiras, embustes, fraudes y manipulaciones.

Obligado a reaccionar, la semana pasada Corbyn dijo lo obvio: que el informe prueba que Boris Johnson quiere privatizar el servicio público de salud como parte de sus negociaciones comerciales con Estados Unidos.

La intoxicación procede del Consejo Atlántico, un grupo que elabora todo ese tipo de campañas que luego los medios airean como si procedieran “de fuentes bien informadas”. Para sus manejos ha contado con Graphika, una empresa de análisis de las redes sociales, a la que ya hemos mencionado hace poco.

Según Graphika, la forma en que se filtraron los documentos en línea “se parece” a otra operación rusa llamada Infección Secundaria o, en otras palabras, que no hay absolutamente ninguna prueba de que los documentos del NHS sean falsos ni tampoco la hay de que el informe haya sido filtrado a Corbyn por Rusia.

El sitio web de Graphika no oculta su asociación con el Pentágono. Uno de sus “expertos” es Ben Nimmo, a quien -con mucho morro- el Telegraph califica como “investigador independiente”. Pero vean: Nimmo es un antiguo portavoz de la OTAN que trabaja en el Institute for Statecraft / Integrity Initiative (del que también hemos hablado aquí), dedicado a orquestar campañas de propaganda contra Rusia por cuenta del Foreign Office y el MI6.

Otro “experto” del Consejo Atlántico, Graham Brookie, confirmó a Reuters que la filtración procedía de un país extranjero, pero Reuters no cuenta a sus lectores que Brookie forma parte del equipo de relaciones públicas de la OTAN y que está financiado por los fabricantes de armas estadounidenses y británicos, incluyendo Lockheed Martin, Boeing y Raytheon.

A tipejos de esa calaña la prensa británica los califica como “expertos independientes” para vender sus titulares.

El truco es viejo y el partido demócrata ya lo utilizó en 2016 para poner a Hillary Clinton por delante de Bernie Sanders, tapando luego el asunto con la historieta de la injerencia rusa en los servidores informáticos.

Al final nadie se acuerda de la guera sucia interna dentro del partido y sólo quedan en pie los sinestros planes del Kremlin para apoderarse del mundo, incluida Catalunya.

En Gran Bretaña ocurrirá lo mismo; nadie hablará del plan para privatizar la sanidad pública.

Descargar el informe sobre el acuerdo de Gran Bretaña con Estados Unidos para privatizar la sanidad pública:
https://www.scribd.com/document/437150031/OFFICIAL-SENSITIVE-Fifth-UK-US-Trade-and-Investment-Working-Group-Full-Readout

 
Más información:
Fuente: MPR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: