martes, febrero 18, 2020

No se puede dejar de extraer petróleo de Libia porque es lo que financia a los dos bandos de la guerra.

Noticias populares

EE.UU. incorpora una munición nuclear de «bajo rendimiento» al arsenal de sus submarinos.

La Armada estadounidense ha incorporado una nueva arma en el arsenal nuclear de sus submarinos: un misil de largo...

Coronavirus vs. gripe, malaria o sarampión: ¿De verdad es tan temible el impacto del 2019-nCoV? (INFOGRAFÍA).

Con 564 muertos y unos 28.000 infectados, el brote del nuevo coronavirus 2019-nCoV ha sembrado pánico en la sociedad...

Winston Churchill, un maníaco genocida

Es adulado en Gran Bretaña y considerado un héroe de la nación. También fue votado como “el mejor británico”...

“Llegué, vi, vencí”, proclamó Hillary Clinton parodiando a Julio César. Si el romano tuvo su guerra en las Galias, Clinton (y Obama) tuvo la suya en Libia.

El imperialismo no desató la Guerra de Libia sólo por el petróleo, pero a medida que el desastre se prolonga, el petróleo pasa a un primer plano. En vísperas de la conferencia de Berlín, el crudo aumenta la tensión.

El viernes un grupo cercano a Haftar pidió bloquear las exportaciones de petróleo del país en protesta contra la intervención turca, mientras que los manifestantes, también simpatizantes del general, invadieron el terminal petrolero de Zweitina, en el este del país, y lo declararon cerrado.

La NOC condena los llamamientos al bloqueo de los puertos petroleros. Se supone que la empresa debe redistribuir la recaudación del petróleo entre ambos contendientes. Hasta el pasado mes de abril ese era uno de los únicos puntos de acuerdo que existían entre ambas partes.

Las personas pueden morir en la guerra, pero el surtidor de petróleo no se puede detener de ninguna manera. La recaudación va a parar a las milicias para que se sigan matando lo más posible. De momento “sólo” llevan 30.000 cadáveres, aunque las cifras cambian de un día para otro.

Antes de la caída de Gadafi, Libia producía alrededor de dos millones de barriles al día, una producción que volvió a ponerse en marcha en los últimos años. Hoy en día el país extrae 1,3 millones de barriles diarios.

La NOC debe repartir la recaudación entre las dos facciones en lucha a través del Banco Central, que está en manos de Sarraj. Sin embargo, desde la ofensiva lanzada el pasado mes de abril por Haftar, la otra parte está obligando al Banco Central a frenar los pagos a los adversarios.

La mayoría de los campos petroleros y los puertos de exportación están bajo el control de Haftar. El viernes el jefe de la NOC reaccionó en un comunicado a las amenazas de bloquear las exportaciones de petróleo, instando a las partes beligerantes a no tomar como rehén el único recurso del país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: