martes, mayo 26, 2020
Enlace externo

La ONU sobre el terreno.

Noticias populares

La Organización Mundial de la Salud dice ahora que nunca ha aconsejado el confinamiento para frenar la pandemia

La portavoz de la OMS, Margaret Harris, ha manifestado al periódico australiano Sydney Morning Herald, que la organización internacional...

Una ciudad de Brasil reabre sus comercios y los casos de coronavirus se disparan 185 %

La ciudad brasileña de Blumenau, en el estado de Santa Catarina, ha experimentado un aumento de más del doble...

Por primera vez los bomberos de Nueva York reconocen que las Torres Gemelas fueron demolidas con explosivos.

Por primera vez un organismo público de Estados Unidos ha declarado como “incuestionable” que la destrucción de las tres...

El 3 de marzo de 2020, la agencia Servicio Analítico de Donbass conoció que una misión de Naciones Unidas (que resulta que trabaja en Donbass en favor del “cese de hostilidades”, que nadie lo dude) ha visitado el territorio de Smeloe, en la RPL. La versión oficial de la visita de estos invitados de honor era reparar los daños en la zona residencial de la localidad y valorar la situación humanitaria para posteriores informes. Por una parte, la visita tiene el aspecto positivo de decir al mundo qué está pasando.

Pero hay que tener en cuenta ciertos matices, como el hecho de que, en septiembre de 2015, esta misión realizó un anterior informe que incluía Krimskoe, situado a unos kilómetros de la localidad de Smeloe. El documento llevaba por título “La situación de la población civil en ciertos distritos de las regiones de Donetsk y Lugansk. Segundo informe del Grupo Internacional de Monitorizaciónen la región de Lugansk (6/9/2015-15/9/2015)”.

La situación en esta zona no ha cambiado en exceso en los últimos cinco años. las localidades del frente siguen siendo sistemáticamente destruidas por el bando ucraniano en su intento de hacer desaparecer la zona gris y tener más facilidades para dar “pequeños pasos” adelante. Hace tiempo que los civiles se han marchado.

Pero en el muy “objetivo” e “independiente” informe se podía leer lo siguiente: “el Gobierno ha perdido el control sobre varios centenares de kilómetros de la frontera ucraniano-rusa y la situación, a causa de la falta de control, la frontera se utilice, según numerosos testimonios, como vía de suministro de armas y mercenarios. Pese a que los crímenes cometidos por los grupos armados de la autoproclamada «RPL» en los territorios bajo control del Gobierno de Ucrania ya se han controlado, el Gobierno lleva más de un mes negociando con los líderes de la autoproclamada «RPL» para intentar impedir la confrontación”.

Pero, volvamos al momento actual. Lo que interesa a la misión de Naciones Unidas de Smeloe es el hecho de que esta localidad es la más cercana a la ruta Bajmutskaya, de importancia estratégica para la RPL y para Ucrania, donde en el pasado se produjeron grandes batallas [y enorme destrucción] por los puestos de control numerados.

En el contexto de los últimos acontecimientos, la propuesta ucraniana de patrullas conjuntas de los territorios y las palabras de que el bando ucraniano estaría dispuesto a aprender del guion croata, se puede concluir que las patrullas conjuntas que se propondrán en la RPL serán a lo largo de la ruta Bajmutskaya, posiblemente alegando facilitar la logística, etc.

Pero, ¿qué supondría para la RPL? De hecho, supondría un “corte” que le haría perder el control de localidades como Slavyanosersk, Smeloe, Sokolniky, que, de facto, se convertirían en la nueva zona gris en la que, sin duda, empezarían a trabajar los “patriotas ucranianos”. además, los militantes ucranianos tendrían acceso a la ruta de Bajmutka, con lo que las posiciones de la milicia de la RPL serían muy vulnerables. Hay que añadir que, en esta zona, las posiciones de los defensores de Donbass ya están, de por sí, en una posición desventajosa con respecto al enemigo, ya que las tropas ucranianas se encuentran en la parte alta de la cuenca norte del Donets y las posiciones fortificadas de la RPL están situadas en las partes bajas, a la vista del enemigo.

De esta forma, sin levantar la voz, la parte ucraniana está intentando lograr ventajas de cualquier forma posible.

Hay que recordar que, en el mismo informe de la ONU de 2015, en la primera parte de la página 13 (por si hay alguien que no comprende lo que está ocurriendo) afirma: “la línea de demarcación en la región de Lugansk solo puede determinarse en la práctica por la presencia de las fuerzas de la Guardia Nacional, las Fuerzas Armadas de Ucrania o los grupos armados de la autoproclamada «RPL». La línea de demarcación está fuertemente condicionada y puede cambiar en cualquier momento”.

En otras palabras, teniendo en cuenta la naturaleza puramente defensiva de las formaciones y unidades de la milicia popular de la RPL, cualquier avance -sea de pequeños pasos o rápido- de las unidades de Kiev será entendida y tenida en cuenta por la misión de Naciones Unidas como la nueva “línea de demarcación”, que está “fuertemente condicionada”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: