Las farmacéuticas aprovechan el control impuesto por la pandemia para apoderarse de información médica reservada

78

Las multinacionales farmacéuticas aprovecharán el control impuesto por la pandemia para apoderarse de la información médica más completa que hayan podido soñar nunca, asegura el diario alemán Handelsblatt (*).

La información médica, los historiales, las radiografías, las recetas, los tratamientos… todas las bases de datos, que antiguamente eran confidenciales, van a caer en poder de las farmacéuticas y las compañías de seguros.

Es la mayor operación de mercantilización de la salud que se ha implementado nunca, que se ampliará en lo sucesivo con el tratamiento digital de las nuevas cartillas sanitarias que se van a entregar a cientos de millones de personas en todo el mundo.

Microsoft y otras empresas digitales ya trabajan en la creación de brazaletes sanitarios similares a los que obligan a llevar a los presos en libertad condicional, o a los acusados de violencia contra la mujer.

Los brazaletes incorporan un microprocesador y un geolocalizador que identifica sanitariamente a cada persona, de tal manera que saltarán las alarmas cuando los apestados se aproximen a los sanos. De esa manera los sanos y limpios podrán aislar socialmente a los que no tengan su cartilla sanitaria en regla.

Los brazaletes impedirán a los apestados acudir a lugares de encuentro o eventos públicos, que estarán dotados de lectores capaces de detectar a los apestados a fin de que se les prohíba la entrada.

En Alemania, una aplicación informática, llamada “Corona”, se utilizará para rastrear los desplazamientos en medios públicos de transporte, comprobar quién viajó con quién y cuántas estaciones del tren de cercanías o paradas de autobuses han atravesado cada uno de los viajeros.

Los movimientos de los portadores de brazaletes no estarán vigilados por los médicos, sino por los policías, y de ellos quedará un registro permanente, justificado por razones sanitarias. El control sanitario tiene dos ventajas con respecto al policial. Una de ellas es que obtiene un consenso social mucho mayor. Otra es que hay muchos más enfermos, semienfermos e hipocondríacos que delincuentes, por lo que las bases de datos son mucho mayores y más completas.

(*) https://www.handelsblatt.com/unternehmen/industrie/handelsblatt-tagung-wie-die-pharmabranche-bereits-von-der-digitalisierung-profitiert/v_detail_tab_comments/25532864.

Más información:

– Antes la policía nos fichaba por nuestros crímenes, ahora los médicos nos fichan por nuestras enfermedades

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.