Norman Bethune: La solidaridad en tiempos de lucha

Noticias populares

Aparece una de las mayores fosas comunes de republicanos asesinados por los franquistas

El cementerio del Carmen de Valladolid se confirma como uno de los lugares donde se encuentra una de las...

Abstención de los países de la Unión Europea y de la ‎OTAN en el voto de una resolución de la ONU ‎contra el nazismo

Manlio Dinucci.— La Tercera Comisión de las Naciones Unidas –encargada de los asuntos sociales, humanitarios y culturales– adoptó, el...

En el contexto de la pandemia del COVID-19 , cuando el mundo contempla atónito una crisis sanitaria que se expande y la incapacidad de los países imperialistas a afrontarla, cobra  una enorme relevancia las iniciativas solidarias de la República Popular China, una vez controlada la pandemia en su territorio, enviando toneladas de material sanitario a países como Italia, España, Irán y muchos más países. La Cuba revolucionaria  envía también misiones a multitud de países. El mundo reclama la ayuda de China y Cuba.

De todos es conocido que Cuba ha enviado decenas de miles de médicos y personal de enfermería en las misiones esparcidas en más de sesenta países. Cuba también alberga la Escuela Internacional de Medicina, donde estudian miles de estudiantes  que provienen de África, América latina, afronorteamericanos, y de otras latitudes.

Viene muy oportuno reivindicar la extraordinaria labor del médico canadiense Norman Bethune. Su participación en las Brigadas Internacionales en apoyo a la II República Española y su solidaridad con el pueblo chino.

Norman Bethune  estudió Medicina, su abuelo fundó la Escuela Superior de Medicina de Canadá. Bethune se incorporó como maestro voluntario de Frontiere College, acudió a remotos campamentos madereros y mineros al norte de Ontario, donde enseñó a leer y escribir inglés a trabajadores inmigrantes y donde comenzó a percibir de cerca la explotación más descarnada. Algo así le pasó al Che cuando a lo largo de su viaje en motocicleta tropezó con los trabajadores del salitre en el desierto de Atacama, experiencias que a ambos marcaron definitivamente.

En la guerra de  1914 Bethune  sirvió como camillero en el frente occidental. Se unió al grupo pionero de cirugía torácica e innovó las técnicas de tórax como fue las Bethune Rib Shears, instrumento quirúrgico que se sigue utilizando. Auxilió en Montreal durante la Gran Depresión a los más desfavorecidos, formando parte del Grupo de Montreal, además luchó por la sanidad pública en Canadá. En el año 1935 viajó a la URSS para conocer de primera mano los avances en conquista sanitaria y se unirá al Partido Comunista de Canadá.

En 1936 se enrolará en el batallón Mackenzie-Papineau formando parte de las Brigadas Internacionales en defensa de la II República Española y la lucha contra el fascismo. Desarrolló la primera unidad médica móvil con capacidad para cien operaciones, ello significó dotar de una capacidad de auxilio inaudito hasta el momento y del que se benefició el ejército republicano español. Estableció un servicio de donantes de sangre para trasladar al frente y proveer en primera línea de fuego.

Fue enviado para auxiliar a los 150.000 refugiados que provenían de Málaga rumbo a Almería a primeros de febrero 1937. La masacre durante el trayecto la llevaron a cabo la aviación italiana desde el litoral y  los acorazados franquistas dotados del apoyo de la logística alemana. Se estima que fueron asesinados miles de personas. Norman Bethune practicó sobre el terreno las primeras prácticas de transfusiones de sangre para socorrer a la población civil masacrada. Escribió “El crimen de la carretera Málaga-Almería” que caracteriza como uno de los episodios más cruentos jamás visto. Los testimonios fotográficos  fueron realizados por su colaborador Hazen Sise.

A partir de 1938 viajó a Yan´an en China, concretamente llegó a las provincias de Shaanxi y Hebei donde fue asesor médico en el frente de lucha de los milicianos comunistas que lucharon contra la invasión japonesa y tuvo como colaborador al médico indio Dwarkanath Kotnis, quien también se enroló en la misión médica internacionalista. Fue condecorado por Mao Tse Tung y el Partido Comunista de China. Moriría de sepsis el año 1939.

Norman Betune representa un papel relevante en la historia de la medicina, además supone un ejemplo de entrega a la lucha de los pueblos del mundo, un ejemplo de internacionalismo que hoy practica Cuba como referente de la solidaridad médica en el mundo.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: