Estalla la guerra por la comida en Sudáfrica

146

“Señor Presidente, estamos en una crisis alimentaria. Aquí estamos en guerra”, advirtió Joanie Fredericks. En la confinada Sudáfrica, los enfrentamientos con la policía y los saqueos están estallando en los barrios pobres donde los estómagos piden comida a gritos.

“La gente ha vandalizado los negocios. Atacaron a la gente. La única razón es que tienen hambre”, dijo un militante en un vídeo de una pelea a puñetazos publicado en las redes sociales.

Esta semana, los residentes de su suburbio de Mitchells Plain, cerca de Ciudad del Cabo en el suroeste, frustrados por no recibir alimentos del gobierno, quemaron neumáticos y lanzaron piedras a la policía, que respondió con balas de goma y gases lacrimógenos.

A unos pocos kilómetros de distancia, guardias de seguridad privada indefensos sólo podían ver a docenas de jóvenes robando en un supermercado.

En Sudáfrica, la principal potencia industrial del continente, el 20 por ciento de los hogares normalmente tienen un acceso insuficiente a los alimentos, según la Oficina Nacional de Estadística.

La situación se ha deteriorado considerablemente con el confinamiento contra el coronavirus que ha estado en vigor durante tres semanas, prorrogado por el Presidente Cyril Ramaphosa hasta finales de abril.

Muchos habitantes de pueblos y barrios pobres perdieron sus trabajos e ingresos de la noche a la mañana.

Las autoridades han establecido una distribución de alimentos para los más vulnerables, pero muchos sudafricanos tardan en recibir estos paquetes vitales, como en la región de Ciudad del Cabo.

“Cuando ves las noticias, puedes ver que las cosas se están distribuyendo en diferentes áreas de nuestra provincia, pero no en Tafelsig”, dice el presidente de una asociación local, Liezl Manual, en Mitchells Plain.

En este contexto explosivo, los expertos advierten del riesgo de un brote de violencia.

“Como algunas personas no reciben paquetes de alimentos y se enteran de otros que sí lo hacen, empiezan a reaccionar”, dice Julian May, director del Centro de Excelencia para la Seguridad Alimentaria de la Universidad del Cabo Occidental en Sudáfrica.

“A menos que haya una rápida distribución de alimentos a la gente de los barrios pobres”, advierte, “no es probable que la situación mejore”.

No es de extrañar que el confinamiento haya puesto de relieve una vez más los altísimos niveles de desigualdad de la sociedad sudafricana. “Algunos de nosotros nos quedamos en casa y engordamos mientras que otros no tienen nada”, dice.

“Si la gente no puede conseguir alimentos, hay una alta probabilidad de que se produzcan conflictos violentos, incluidos saqueos a gran escala”, advierte el Instituto de Tierras de Sudáfrica Plaas, que está preocupado por la represión de las fuerzas de seguridad.

“Si la policía y el ejército deciden utilizar la fuerza para imponer la contención (…) como ha sido el caso en los últimos días, la legitimidad de la contención podría ponerse en duda, con consecuencias desastrosas para la salud”, añade Plaas.

Esta semana, la Ministra de Desarrollo Social Lindiwe Zulu prometió mejorar la distribución de alimentos.

Sólo en la primera semana de abril, se entregaron un total de 48.441 paquetes de comida.

Pero para Julián May, el gobierno debería preferir distribuir dinero en efectivo en lugar de alimentos, usando el bien establecido sistema de subsidios.

El gobierno es “eficiente cuando se trata de dar dinero en efectivo, no es eficiente cuando se trata de distribuir alimentos”, dijo.

“Nos dijeron que recibiríamos paquetes. ¿Dónde están los paquetes?” pregunta una madre en Mitchells Plain, Nazlie Bobbs.

Joanie Fredericks comparte su ira. “No tenemos que elegir entre morir en el Covid-19 o morir de hambre”.

Sudáfrica es el país del África subsahariana más afectado por la pandemia de nuevos coronavirus, con casi 2.800 casos de infección y 50 muertos.

https://www.lepoint.fr/monde/en-afrique-du-sud-confinee-c-est-la-guerre-pour-se-nourrir-dans-les-banlieues-pauvres-18-04-2020-2371928_24.php

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.