Entrada colaboradores

Uno de los mercenarios capturados en Venezuela explica el plan de toma de aeropuertos para secuestrar a Maduro y enviarlo a EE.UU.

Según Airan Berry su misión especifica era enseñarle a los involucrados como despejar un edificio y sus calles aledañas.

Noticias populares

¿Tiempo de fuga? Áñez pide a EEUU 350 visas tras victoria de Arce

El periodista de la cadena estadounidense de noticias NBC, Tom Brokaw, informó el jueves sobre una carta de Áñez, en...

De casa al trabajo y del trabajo a casa: el coronavirus hace realidad el sueño capitalista de una población controlada y militarizada

Diego Herchhoren.— El gobierno español va a implantar en los próximos días un toque de queda que, sumado a...

El vicepresidente sectorial de Comunicación, Turismo y Cultura de Venezuela, Jorge Rodríguez, mostró este jueves un audiovisual donde el militar estadounidense capturado tras su incursión marítima al país, Airan Berry, devela que el plan era tomar los aeropuertos «tan pronto como pudiéramos» para «lograr los objetivos específicos» y «asesinar» al presidente, Nicolás Maduro.

Berry agregó que su tarea era enseñarle a los involucrados como manejarse en un edificio. «Lo básico. Despejar adentro, despejar las calles, aconsejar a las fuerzas que iban a entrar tomar el aeropuerto», dijo.

En este sentido, Rodríguez consideró «inverosímil» que esta operación que implicaba permitir la entrada de aviones extranjeros «no se hiciera en coordinación con EE.UU. y Colombia».

Según el ministro, «todas las acciones violentas» que han ocurrido en Venezuela desde el año 2016 «tiene su amparo en la hermana República de Colombia».

Las declaraciones de Berry coinciden con las confesiones de Luke Denman, el otro militar estadounidense implicado en la incursión, quien reveló que «las únicas instrucciones que recibió» consistían en tomar el control de un aeropuerto del país para trasladar al presidente venezolano a EE.UU., por lo que esperaba un pago entre 50.000 y 100.000 dólares.

Ambos militares fueron contratados por el exboina verde, Jordan Goudreau, dueño de la empresa contratista Silvercorp USA, quien ha trabajado en la seguridad del presidente de EE.UU., Donald Trump, para que entrenaran a los implicados en la incursión durante más de cuatro meses en tres campamentos ubicados en Rio Hacha, Colombia.

Días atrás, la Cancillería colombiana rechazó estos señalamientos y afirmó que «se trata de una acusación infundada, que intenta comprometer al Gobierno de Colombia en una trama especulativa».

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: