jueves, octubre 22, 2020
Enlace externo

Desertores, mercenarios y políticos: Quién es quién detrás del intento fallido de incursión en Venezuela

Hasta el momento, suman al menos 37 detenidos, incluyendo dos exmilitares estadounidenses. Las autoridades locales abatieron a ocho personas.

Noticias populares

Vacunas rusas llegarán próximamente a Venezuela

Caracas, Distrito Capital. –En el mes de octubre o principios de septiembre llegan a Venezuela las primeras vacunas de...

Nueva normalidad, vieja discriminación

María Luna.— La crisis sanitaria  y el estado de alarma han puesto a prueba la permanencia de miles de...

Ejército ruso incrementa su presencia en el noreste de Siria

Un número de militares rusos han sido vistos dirigiéndose desde Latakia a la gobernación de Al Raqqa esta semana,...

Los cuerpos de seguridad de Venezuela se mantienen desplegados en la búsqueda de todos los involucrados en el intento fallido de incursión, que fue perpetrado el pasado domingo 3 de mayo en las costas de La Guaira, en el litoral central del país suramericano.

Hasta ahora, las autoridades venezolanas han detenido a 37 personas vinculadas a la llamada «Operación Gedeón», entre ellas dos exmilitares estadounidenses, y abatieron a otras ocho. Las capturas se han producido en zonas de costeras y de montaña, en los estados Miranda, La Guaira y Aragua, con ayuda de los pobladores de esas localidades.

El grupo del sobrino de Clíver Alcalá

El Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (CEO-FANB) anunció el pasado domingo la captura de «ocho mercenarios terroristas», siete hombres y una mujer, implicados en la Operación Gedeón, que estaban comandados por José Ángel Barreno Cordones, sobrino del mayor general en retiro Clíver Alcalá Cordones.

Alcalá Cordones fue jefe de guarnición y comandante de la Región de Defensa Integral en Guayana durante el gobierno de Hugo Chávez. En 2013, terminó su carrera militar, se mostró contrario al gobierno de Nicolás Maduro y en 2019 manifestó su apoyo al diputado opositor Juan Guaidó, quien se autoproclamó como mandatario «interino». EE.UU. lo acusa de estar involucrado en redes de narcotrafico.

El pasado 26 de marzo, Alcalá Cordones, quien se encontraba en Barranquilla, declaró en una entrevista hecha por W Radio que junto a Guaidó y asesores norteamericanos planificó la compra de armas, que serían introducidas desde Colombia a Venezuela, para realizar atentados selectivos, incluyendo el asesinato del mandatario venezolano. Días después, fue deportado a EE.UU.

Un trío de desertores

Ayer, el ministro de Justicia, Néstor Reverol, anunció la detención de otros tres militares desertores: el primer teniente Jairo Bethelmy, el sargento segundo Franco Jonathan y sargento primero Evan Rincón. Las capturas ocurrieron en la Colonia Tovar, un pueblo turístico del estado Aragua.

Bethelmy participó, junto a otros oficiales, en el frustrado intento de golpe de Estado del 30 de abril del 2019, comandado por Guaidó. No obstante, en aquella oportunidad alegó haber actuado «bajo engaño de sus superiores».

El sábado 9 de mayo, también fueron apresados tres hombres: el civil Jackson Leiner Taquiba Becerra y los dos desertores del Ejército, Junior De Jesús Silva Herrera y Anthony José Reyes, quienes se encontraban cerca de Santa Cruz, una zona montañosa del estado La Guaira.

«Estamos peinando toda esa montaña, pido colaboración a todas las comunidades de la Colonia Tovar completa de Petaquire, Petaquirito, de toda la carretera de El Junquito. Ahí están los mercenarios que quedan y los vamos a capturar a todos», dijo Maduro al respecto.

El hijo del General Baduel

A inicios de semana, las autoridades venezolanas, gracias a la colaboración de los pescadores de Chuao, un pueblo costero del estado Aragua (norte), capturaron a «ocho mercenarios», incluidos el jefe de la incursión, capitán Antonio Sequea Torres, y Josnars Adolfo Baduel, hijo del General Raúl Isaías Baduel.

El capitán Sequea, quien ya había participado en el intento de golpe contra Maduro el 30 de abril del 2019, se identificó a través de un vídeo que se distribuyó por las redes sociales, como «el comandante de la Operación de liberación, protección y seguridad de la patria Gedeón».

Josnars Adolfo Baduel es hijo del exgeneral Raúl Isaías Baduel —un militar acusado por corrupción durante su gestión como ministro de Defensa (2006-2007)— y admitió la participación de dos estadounidenses «intermediarios del jefe de seguridad del presidente de los EE.UU., Donald Trump» en el intento de incursión.

Horas después, cerca del lugar en que ocurrió la detención de esas ocho personas, se logró la captura de Rodolfo Rodríguez y Yerferson Fernandez, dos expolicías que formaban parte del grupo.

Los dos estadounidenses

Después de la fracasa operación de incursión marítima, las fuerzas de seguridad de Venezuela capturaron a 13 implicados, entre ellos, Luke Denman y Aaron Barry, dos exmilitares de las Fuerzas Especiales de EE.UU., veteranos de guerra y oriundos de Texas.

Ambos poseían un carnet de Silvercorp USA, una empresa de seguridad privada del exboina verde, Jordan Goudreau, quien aseguró haber suscrito con Guaidó, el diputado Sergio Vergara, y el asesor político Juan José Rendón, un «contrato general de servicios» por 212 millones de dólares para llevar a cabo esta acción militar en el país suramericano.

Este exboina afirmó que la fallida operación militar contaba con un total de 60 hombres. Hasta el momento, las autoridades venezolanas han capturado a 37 implicados y ocho fueron abatidos en el momento de la incursión. Entre los fallecidos se encuentra el capitán Robert Colina Ibarra, alias ‘Pantera’, quién se identificó como líder del grupo, catalogado como «terrorista» y «mercenario» por Caracas.

Órdenes de captura y reacciones

El pasado 8 de mayo, el fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, solicitó la detención de 22 personas por su vinculación con la operación fallida.

Entre las órdenes, hay tres dirigidas contra Goudreau, Rendón y Vergara, quienes también serán solicitados ante la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol).

Hoy, después de que Rendón admitiera su participación en el plan y la negociación del contrato, renunció al cargo que tenía como responsable del Comité de Estrategia de Guaidó.

Guaidó, por su parte, negó su participación en los hechos y aseguró que el presidente Maduro «inventa nuevas excusas» para «perseguirlo y detenerlo», pese a la revelación de un audio donde le agradece a Goudreau «todos los esfuerzos» que realiza por «la causa» venezolana, y dice estar listo para firmar el contrato que establece los detalles del intento de incursión.

Jessica Dos Santos

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: