domingo, julio 5, 2020

Ucrania es un teatro de marionetas; quien manda es Estados Unidos

Noticias populares

El Ministerio del Interior alemán define al coronavirus como «falsa alarma global» en un informe filtrado a la prensa

El gobierno alemán y los principales medios de comunicación han quedado en estado de shock después de que desde...

Drones británicos realizan asesinatos selectivos en Siria e Irak

Según reveló el sábado el diario local The Guardian, el Ministerio de Defensa del Reino Unido ha confirmado una...

Contagio: el ‘paciente cero’ surgió de Estados Unidos.

Estados Unidos está enfrascado en una guerra abierta con China, que no es sólo comercial. La desestabilización de Hong...

Un parlamentario ucraniano, Andrei Derkatch, ha publicado las grabaciones de audio de las conversaciones telefónicas mantenidas entre el antiguo Presidente ucraniano Petro Poroshenko, el vicepresidente Joe Biden y el secretario de Estado John Kerry. Las escuchas telefónicas revelan que el verdadero Presidente de Ucrania era Biden.

Las conversaciones fueron obviamente grabadas por Poroshenko. Los periodistas pudieron acceder a ellas y se las entregaron al diputado Andrei Derkatch que, junto con otros diputados y periodistas, investiga la corrupción en Ucrania.

Biden decidió despedir al Fiscal General Viktor Chokin, que estaba investigando a la empresa Burisma, en la que el hijo de Biden se sentaba en el Consejo de Administración y de la que recibió 900.000 dólares por actividades de “consultoría”.

Chokin estaba tras la pista de la familia Biden, por lo que el padre presionó al presidente ucraniano para que destituyera al incómodo fiscal, a pesar de que no había ningún motivo para ello.

La destitución de Chokin fue la condición sine qua non para que Ucrania obtuviera un crédito de 1.000 millones de dólares.

En su lugar Biden nombró a Yuri Lutsenko como fiscal general.

Tras la destitución de Chokin, las investigaciones sobre Burisma se cerraron o se transfirieron a NABU (la Oficina Ucraniana de Anticorrupción), que en lugar de investigar los crímenes de la familia Biden, pasó la información personal de Chokin y su familia a los sicarios de Biden en la embajada de Estados Unidos en Kiev.

Burisma lavó 3,4 millones de dólares que fueron transferidos a las cuentas de Rosemont Seneca con la ayuda del banco estadounidense Morgan Stanley, para pagar los servicios de “consultoría”, algunos de los cuales fueron proporcionados por papá Biden.

¿En qué se emplearon esos 1.000 millones de dólares? Fueron a parar a la industria de defensa a través de contratos del gobierno ucraniano, que los pagó con el crédito de Estados Unidos, o sea, fueron a parar a los bolsillos de los propietarios de esas empresas del complejo militar industrial, a saber, Poroshenko y Svinashuk.

Poroshenko cobró de forma personal y directa 200 millones de dólares para cerrar las investigaciones sobre Burisma (*), según la acusación recientemente presentada en su contra en Kiev.

(*) https://112.international/politics/poroshenko-accused-of-receiving–200-million-for-closing-case-against-burisma-50679.html

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Ariel Ruiz Urquiola fracasa su intento de desacreditar a la Revolución Cubana en Ginebra

#ArielRuizUrquiola fracasó ante #NacionesUnidas al intentar desacreditar la obra de la #RevoluciónCubana en el ámbito de la promoción y protección de los derechos humanos...

Le puede interesar: