Ante el ataque del EPPK al Movimiento Pro Amnistía

Pedimos respeto y responsabilidad a Sortu y a todas las organizaciones que se mueven en su órbita, hacia nosotrxs, hacia los grupos mencionados y sobre todo hacia Patxi

68

Lamentablemente, de nuevo y en contra de lo que desearíamos, nos vemos en la obligación de responder ante un ataque contra nuestro movimiento. En esta ocasión ha sido el EPPK el que, al tiempo que aplaude a los partidos institucionales que son parte del sistema, la ha emprendido contra el movimiento popular en un intento de dañar aquello que no tienen bajo su control.

No nos pasa desapercibido que el día elegido para publicar este ataque sea el del Día de Movilizaciones que hemos convocado a favor de Patxi Ruiz. Además de ser un movimiento electoralista con la mente puesta en las elecciones, la nota del EPPK, redactada en alguno de los despachos de Sortu, tiene como objetivo debilitar las movilizaciones de hoy. A pesar de hacernos referencia, interpretamos como síntoma de debilidad política el hecho de que no mencionen el nombre del Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión. Tenemos la costumbre de decir las cosas más claro que eso. Todo no debería valer, pero ver que pueden perder la hegemonía en la calle hace que, más que con la cabeza, actúen con las vísceras.

Recordamos otros ataques parecidos que, lejos de fortalecer la unidad entre presos, han servido para dividir al propio EPPK. Por ejemplo, la falsa acusación vertida contra nuestro movimiento por presos que estaban siendo juzgados en el Tribunal de París en 2015, fue decisiva para que otros cuatro presos con grandes condenas se alejaran del EPPK. Los cuatro lo criticaron públicamente, y cosas así deberían hacer reflexionar a quienes planifican estos ataques sobre las consecuencias que acciones de este tipo tienen sobre quienes están dentro (incluidos muchos del EPPK).

Entrando en el contenido del comunicado de hoy del EPPK, lo primero que debemos destacar es su falta de rigor. Dicen que hemos utilizado la dramática situación de Patxi para criticar a Sortu, EH Bildu, Etxerat, EPPK y Sare. Debemos decir que esos colectivos no son el ombligo del mundo y que toda nuestra fuerza la hemos puesto en Patxi. Pero además de eso, no hemos mencionado en ningún comunicado ni al EPPK, ni a Etxerat ni a Sare.

Sí hemos mencionado a EH Bildu y a Sortu, siempre para responder a las acusaciones lanzadas por ellos contra el Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión. Al igual que ahora el EPPK, los dos anteriores nos han acusado de estar empujando a Patxi Ruiz a la muerte, y ante declaraciones tan mezquinas como esas nuestra posición siempre será de firmeza. No aceptaremos ataques de ese estilo en la dura situación que estamos viviendo, y menos de parte de quienes no piensan más que en la elecciones. No se lo admitiremos a quienes no han dicho nada de Patxi hasta pasados diez días, salvo cuando ha sido para criticar las acciones a su favor.

La postura del Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión ha sido, desde el primer momento, la de priorizar la vida de Patxi ante cualquier otra cosa. Para ello hemos mantenido contacto directo con el grupo que actúa como representación de la familia, con los abogados y con un grupo de profesionales que trabajan en distintos campos de la medicina y que nos aconseja.

Todas las decisiones que hemos tomado en estos duros momentos, incluida la dinámica política que hemos impulsado, las hemos tomado teniendo en cuenta y siguiendo los consejos de estos tres grupos. Pedimos respeto y responsabilidad a Sortu y a todas las organizaciones que se mueven en su órbita, hacia nosotrxs, hacia los grupos mencionados y sobre todo hacia Patxi, que es quien toma la decisión de seguir adelante con la huelga de hambre. Eso sí, podemos asegurar que estaremos al lado de Patxi tome las decisiones que tome respecto a este tema.

Actitud de los presos de Murcia II

Debemos decir que nuestro movimiento no ha hecho en ningún momento valoraciones sobre las actitudes personales de ningún miembro del EPPK. No hemos puesto en duda la preocupación que el resto de presos de Murcia II pueda tener sobre la situación de Patxi. El Movimiento Pro Amnistía hace valoraciones políticas y lejos de tratar a los presos como si fueran unos “pobrecitos”, los trata como a los militantes políticos que son.

Por ello, el 20 de mayo dijimos que el hecho de que no se hubieran movido por Patxi era consecuencia de la propuesta de la “Vía Vasca Para La Paz” de EH Bildu y Sortu. Concretamente, explicamos que entrar en el juego de las progresiones de grado dejaba a los presos indefensos ante la cárcel, porque en caso de moverse perderían la posibilidad de avanzar en los grados. A esto le sumábamos que llevamos seis años advirtiendo de las consecuencias de ese camino y que lo único que confirma o desmiente las teorías es la práctica. Este caso confirma que nuestra teoría es correcta, por encima de opiniones y de manera objetiva.

Como último apunte, nos parece realmente atrevido decir que si a Patxi le llevaron al hospital, fue porque los miembros del EPPK se lo solicitaron a la Dirección de la cárcel. Hospitalizaron a Patxi en el undécimo día de la huelga de hambre y sed, después de un fallo renal y como consecuencia de la orden de una jueza.

Medios ofrecidos por Sortu

La noche del 14 de mayo Sortu se pone en contacto con el Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión por medio de un intermediario. Sortu nos ofrece aprovechar “por debajo de la mesa” unos contactos que tiene en Madrid para reconducir la situación de Patxi. Según nos dicen, para esto el movimiento debería darles “luz verde”. Nos sugieren que con el activismo que promovemos podríamos estar empujando a Patxi a que siguiera con la huelga de hambre y sed.

El grupo que gestiona la situación de Patxi valora la propuesta, consulta con los allegados y saca conclusiones: la primera es que Patxi no quiere algo así y que hay que respetar su voluntad. La segunda es que la única razón que puede tener el hecho de pedirnos “luz verde” es que la vuelta sea una petición de parar las calles. La tercera es que quienes nos hacen la oferta (sabemos distinguir de las bases del partido), más que por la vida de Patxi, se preocupan por las consecuencias que su muerte puede ocasionar en la situación política.

Al día siguiente de recibir la propuesta les respondemos que si tienen una opción real de evitar la muerte de Patxi, no necesitarían de la “luz verde” de nadie para hacer los movimientos que les fueran necesarios. A pesar de que nos pidieron discreción, el 19 de mayo EH Bildu hizo público mediante una nota electoralista que nos había ofrecido sus medios para ayudar a resolver la situación de Patxi, y al día siguiente Sortu, en una nota en la misma dirección, nos acusaba de empujar a Patxi a la muerte. Al hacer público este contacto y lanzarnos graves acusaciones, demostraron que su única intención era “quitarse el muerto de encima”. Sabemos mantener la discreción y agradecer la ayuda ofrecida cuando esta es sincera, pero no permitiremos manipulaciones a la medida de los intereses partidistas de nadie.

Llamamiento a Euskal Herria

Para terminar, hacemos un llamamiento a Euskal Herria a seguir apoyando a Patxi, a denunciar los ataques contra los presos y las presas, y a seguir apretando en la lucha por la amnistía. Solo el cese de todo tipo de opresión que lleva implícito el concepto político de la amnistía traerá una verdadera paz basada en la justicia. Sentimos orgullo de la respuesta dada en Euskal Herria y del apoyo internacionalista que hemos recibido.

En Euskal Herria, a 30 de mayo de 2020

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.