viernes, septiembre 25, 2020
Enlace externo

El ejército amenaza con volver a salir a la calle con el pretexto de un rebrote de coronavirus

Noticias populares

Una segunda cobaya humana que participaba en el experimento de la vacuna sufre graves efectos secundarios

La multinacional farmacéutica AstraZeneca, que desarrolla una vacuna contra el coronavirus con la marca comercial de la Universidad de...

«Un ejercicio de esterilización masiva»: médicos de Kenia encuentran un agente antifertilidad en la vacuna antitetánica de la ONU

Los obispos católicos de Kenia acusan a dos organizaciones de las Naciones Unidas de esterilizar a millones de niñas...

La vergonzosa huída

José L. Quirante.— El 20 de junio de 1791 los reyes de Francia, el Borbón Luis XVI y María...

El portavoz del Mando de Operaciones, coronel Juan Bustamante, explicó el viernes en Valladolid que tanto la UME como el resto del ejército planifican un “hipotético Balmis II”. El plan incluye tanto el acopio de material como retomar los mecanismos ya establecidos.

Pero también continúan con esa formación en tareas como la desinfección al personal de los geriátricos o de los ayuntamientos, lo que permitirá que actúen de inmediato en caso de necesidad.

La semana pasada, la ministra de Defensa Margarita Robles ya adelantó que el final de la Operación Balmis contra el coronavirus no es definitivo. En un máximo de 48 horas el ejército podría intervenir a pleno rendimiento en caso de necesidad en cualquier punto de la geografía española.

La Operación Balmis ha supuesto el mayor esfuerzo militar llevado a cabo en tiempo de paz en España, donde llegó a desplegar más de 8.200 uniformados en decenas de localidades de todo el territorio nacional.

Durante los 98 días el ejército llevó a cabo más de 20.000 actuaciones de desinfección de espacios, montaje de hospitales, ayuda a mayores y otras intervenciones, una cuarta parte de ellas en residencias de ancianos, la zona cero de la crisis sanitaria.

El ejército prestó apoyo en 2.302 pueblos y ciudades y realizó un total de 20.002 intervenciones. La mitad han sido tareas de desinfección en residencias, hospitales, centros de salud y centros sociales. Otra de sus actuaciones más demandadas ha sido el apoyo para levantar hospitales y albergues de campaña, ya sea para aumentar la capacidad de los centros o para realizar pruebas a los enfermos. Hasta una veintena han instalado por todo el país, como la UCI temporal que montó la Unidad Médica Aérea en el recinto ferial de Ifema, en Madrid.

El transporte ha sido otra de las labores en la que han colaborado. Por un lado, por vía aérea, con los aviones y helicópteros del Ejército del Aire y de Tierra cargando material sanitario: más de 70 vuelos con un total de 160 toneladas de carga, entre las que se encuentran las partidas de mascarillas y los tests que los A-400M del Ala 31 trajeron desde China.

Los militares también han contribuido a repartir cientos de toneladas de alimentos por todo el país y han trasladado cadáveres hasta las morgues improvisadas de Madrid o a los crematorios de otras comunidades autónomas por el colapso funerario y la intervención en residencias.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: