viernes, septiembre 18, 2020
Enlace externo

Los parásitos de la Unión Europea quieren ordeñar a la vaca alemana mientras puedan

Noticias populares

Bolivia: ONU verifica violaciones a DDHH durante golpe de Estado

La oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos hizo público este martes un informe...

Perros del régimen yanqui reprimen a manifestantes antiracistas en Wisconsin

Nuevamente, las protestas contra la violencia policial y el racismo sistemático en Estados Unidos fueron reprimidas por la fuerza...

El luxemburgismo es antagónico al leninismo en la cuestión nacional

«En otra pirueta, digna del mejor espectáculo de eclecticismo, Armesilla elimina una de las polémicas del movimiento obrero del...

En la Unión Europea han triunfado los “coronabonos”. Francia ha logrado que sea Alemania quien pague el coste de la crisis económica, reconvertida por arte de magia en una crisis microbiológica que ejerce el papel de cortina de humo.

Ya se intentó tras la Primera Guerra Mundial y entonces Alemania nunca consiguió pagar las “reparaciones”, que en aquella época desempeñó el mismo papel de cortina de humo.

El primer tramo de coronabonos ascenderá a 500.000 millones de euros que, según la BBC, adoptarán la forma de subvenciones (1) y, naturalmente, de más deuda. La cifra es insuficiente a todas luces, por lo que el Parlamento Europeo se ha subido a la parra pidiendo dos billones de euros, o sea, multiplicando la cifra por cuatro.

A lo largo de los años, la mayor parte de los segundones de la Unión Europea han demostrado mil veces que son absolutamente incapaces de poner en marcha una política fiscal viable porque su papel en el mercado internacional es irrelevante.

El “tope de gasto” no les funciona ni siquiera cuando lo introducen en la constitución, se han acostumbrado al maná del Banco Central Europeo y creen que es inagotable. Es como ir al casino a apostar con el dinero de otro.

No obstante, los países parásitos, como España, le han dejado claro a Merkel que sin su dinero la zona euro desaparecerá pura y simplemente. Los 500.000 millones de euros, admitió Macron, son el paso (el primer paso) que “la zona euro necesita para permanecer unida”.

Una vez más el coronavirus ha forzado la mano inflexible de la Canciller Aparentemente la Unión Europea asumirá las deudas de los socios deficitarios, aunque en realidad caerá bajo las espaldas de Alemania, fundamentalmente, pero también de Holanda, Suecia, Dinamarca y Austria.

Los mayores beneficiarios serán Francia, Italia y España. No está claro las condiciones que deberán cumplir pero, de momento, se sienten aliviados por no entrar en quiebra como los países del Tercer Mundo, como Líbano, por ejemplo.

La deuda será pagada con dinero del presupuesto de la Unión Europea. Pero no todos los miembros de la Unión Europea contribuyen por igual al mismo y la creación de un mecanismo europeo común de deuda asegura que la desigualdad será aún mayor en el futuro.

Mientras Macron ha lanzado las campanas al vuelo, Merkel ha tenido que dar explicaciones a sus monopolios, en un momento en el que Tribunal Constitucional ya le dio un toque de atención, enfrentandose a Bruselas.

El periódico británico The Guardian dice que la posición de Berlín tiene “una duración estrictamente definida”, lo cual no es otra cosa que aplazar el problema porque los parásitos (Francia, Italia, España y demás) no van a salir del agujero, ni ahora ni luego (sino todo lo contrario). De ahí que Macron hable de un “primer paso” y el italiano Conte utilice exactamente la misma expresión.

Por lo tanto, los eurobonos no van a ser suficientes, ni en su cuantía, ni en el tiempo al que se van a extender, corriendo el riesgo de eternizarse, lo que va a dar lugar a dos tipos de movimientos euroescépticos. En primer lugar en los países que ponen el dinero encima de la mesa y en el segundo, en los que quieren ordeñar a la vaca alemana de manera permanente.

Es un recorrido de ida y vuelta. En la época de vacas gordas Alemania se benefició de sus exportaciones a la Unión Europea. Ahora los parásitos quieren conseguir la devolución de alguna parte de aquello que perdieron por el camino.

En este proceso, que se va a iniciar de manera inmediata, hay un factor añadido: Estados Unidos va a presionar a ciertos países vasallos, especialmente Italia y España, para impedir que Alemania se acerque a Rusia. En este tipo de países segundones los movimientos euroescépticos estarán promocionados desde Washington, a través de los canales habituaciones de desestabilización, algunos de ellos (pero no todos) abiertamente fascistas. Los progres y posmodernos seguirán con su demagogia contra “la troika” que ya pusieron de moda cuando Grecia se enfrentó a Alemania con motivo de su rescate. Eso les da un cierto tono “contestatario”.

(1) https://www.bbc.com/news/world-europe-52712370
(2) https://www.theguardian.com/world/2020/may/18/merkel-and-macron-propose-500bn-eu-rescue-fund

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: