viernes, septiembre 18, 2020
Enlace externo

PCV denuncia la subordinación de la Corte Internacional de Justicia a los intereses de los monopolios imperialistas

En el tratamiento del diferendo territorial del Esequibo entre Venezuela y Guyana.

Noticias populares

Bolivia: ONU verifica violaciones a DDHH durante golpe de Estado

La oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos hizo público este martes un informe...

El luxemburgismo es antagónico al leninismo en la cuestión nacional

«En otra pirueta, digna del mejor espectáculo de eclecticismo, Armesilla elimina una de las polémicas del movimiento obrero del...

Justicia hondureña prepara complot en el caso de Berta Cáceres

La familia de la activista Berta Cáceres, asesinada en marzo de 2016, denunciaron que la Corte Suprema de Justicia...

Tribuna Popular TP/ 26 de junio 2020.- El Partido Comunista de Venezuela (PCV) denuncia que la irregular e intempestiva convocatoria de una “audiencia telemática” por parte de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para el próximo 30 de junio, con el objetivo de abordar la situación del diferendo territorial del Esequibo, se corresponde con una acción subordinada a los intereses de los monopolios imperialistas, fundamentalmente del sector petrolero, que pujan por hacerse del control de las reservas de recursos minerales y estratégicos presentes en la región en disputa territorial.

Estas acciones se enmarcan en la agudización de las agresiones imperialistas contra Venezuela y pretenden establecer condiciones estratégicas para crear una cabeza de playa que sirva a los planes militares del imperialismo estadounidense en su propósito de fracturar la integridad territorial de la República Bolivariana de Venezuela y hacerse de los recursos existentes en la Faja Petrolífera del Orinoco y el Arco Minero, tal y como hicieron en Libia y Siria.

Cabe destacar que el 17 de marzo de este año, justo cuando muchos países de la región iniciaban la cuarentena para contener la propagación del Covid-19, la CIJ anunció la suspensión indefinida de audiencias y actividades procesales debido a la pandemia. Sin embargo, en una decisión sin precedentes, y de manera inconsulta e imprevista, convocó la referida audiencia a pesar de no tratarse de una situación de urgencia o de imperiosa necesidad.

A través de la CIJ, los monopolios imperialistas pretenden sacar provecho de la coyuntura de la pandemia mundial del coronavirus, y del escalamiento de las agresiones del imperialismo estadounidense y europeo contra Venezuela con el fin de obtener una sentencia de resolución del histórico diferendo territorial favorable a sus intereses económicos y en detrimento de los derechos soberanos de la República Bolivariana de Venezuela.

Denunciamos que, por medio de las acciones de la CIJ, los monopolios petroleros y entre ellos principalmente la Exxon Mobil, que aspiran hacerse de las reservas petroleras en el territorio en disputa, buscan lograr sus objetivos bajo su tradicional estrategia aplicada a nivel mundial: estimular las diferencias entre pueblos hermanos con el fin de crear condiciones para enfrentamientos bélicos sobre la base de los nacionalismos chovinistas.

El Partido Comunista de Venezuela denuncia el carácter ilegal de la audiencia convocada por la CIJ por ser una flagrante violación del derecho internacional y una grave amenaza a la paz regional. En este sentido, instamos a las autoridades de la República Bolivariana de Venezuela y de la República Cooperativa de Guyana a reanudar las negociaciones bilaterales en el marco del Acuerdo de Ginebra de 1966, único instrumento internacional reconocido por ambas partes para regir la controversia territorial sobre la Guyana Esequiba.

El PCV reafirma su posición histórica referente a la resolución del diferendo territorial entre Venezuela y Guayana. En primer lugar ratificamos nuestra firme oposición a la injerencia de potencias extrajeras y grupos económicos en la resolución del diferendo territorial entre naciones soberanas, y segundo, abogamos por una solución enmarcada en el dialogo amistoso y la construcción de acuerdo de cooperación y mutuo beneficio que avance hacia la integración efectiva de nuestros pueblos hermanos; evitando por todos los medios posibles una guerra que sólo servirá a los intereses del gran capital transnacional con el apoyo de sectores chovinistas de cada lado de la frontera.

A tales fines, instamos al Presidente Nicolás Maduro a propiciar un amplio debate nacional que clarifique el estado actual de nuestra posición ante la CIJ, precise la composición del equipo legal que representa a la República y cohesione al país en una salida pacífica, negociada y mutuamente beneficiosa para ambos pueblos.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: