Cómo Pekín prepara su economía para cuando EE.UU. ya no sea el centro de la demanda mundial

En medio de la pandemia del coronavirus y de las tensiones con Washington, China ha lanzado una nueva estrategia para impulsar su economía, con mayor énfasis que antes en los negocios de puertas adentro.

Noticias populares

Aparece una de las mayores fosas comunes de republicanos asesinados por los franquistas

El cementerio del Carmen de Valladolid se confirma como uno de los lugares donde se encuentra una de las...

Abstención de los países de la Unión Europea y de la ‎OTAN en el voto de una resolución de la ONU ‎contra el nazismo

Manlio Dinucci.— La Tercera Comisión de las Naciones Unidas –encargada de los asuntos sociales, humanitarios y culturales– adoptó, el...

China, que se convertirá, probablemente, en la mayor economía del mundo en unos cuantos años, se está preparando para cambios importantes en el comercio internacional, y en particular, para un futuro en el que EE.UU. ya no es el centro de la demanda mundial, sostiene un nuevo artículo de CNBC.

En medio de la pandemia del coronavirus y de las tensiones con Washington, el Gobierno del gigante asiático ha lanzado una nueva estrategia para impulsar su economía, “esta vez bajo el vago paraguas de la ‘circulación dual'”, indica el medio. En términos generales, se trata de dos círculos de actividad

“La política de ‘doble circulación’ demuestra el reconocimiento de China de que no podrá depender tanto del comercio durante las próximas dos décadas, como lo hizo en las dos anteriores”, explica al respecto Stephen Olson, investigador de la organización sin fines de lucro Fundación Hinrich.

Olson recuerda que “la búsqueda de una integración económica profunda con China se ve cada vez más en EE.UU. como un error estratégico, que funcionó extremadamente bien para China, pero considerablemente menos para EE.UU.”. En este contexto, los aranceles impuestos en el marco de la disputa comercial entre Pekín y Washington durante los últimos dos años ya han reducido el flujo de bienes entre los dos países.

“Desplazar las exportaciones de China hacia dentro es, en realidad, algo bueno, así nuestra economía puede desarrollarse de manera estable y crecer”, indica, por su parte, Xu Hongcai, subdirector de la Comisión de Política Económica de la Asociación China de Ciencia Política.

¿Transición dolorosa?

Al mismo tiempo, pese a todo lo que se habla de impulsar el consumo interno, lo que prevé Pekín no es necesariamente lo que sucederá, particularmente en los próximos meses, apunta CNBC.

En estos momentos, “la demanda [interna] se está recuperando, pero es difícil que gran parte de la demanda se recupere a lo que era antes de la epidemia”, enfatiza Xu, que pronostica un período de transición potencialmente “doloroso”.

El consumo no será el motor económico este año ni el próximo con seguridad. Será inversión y exportaciones”, señala Dan Wang, economista jefe de Hang Seng China en Shanghái. En su opinión, para aumentar el consumo o su contribución al crecimiento, China “tendrá que realizar una reforma importante en su distribución de ingresos, y una gran dificultad para hacerlo es la reforma de las empresas estatales”.

Sea como fuere, a largo plazo, se está acelerando la presión para que China haga ese cambio y dependa más de su propio mercado, constata el artículo.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Jóvenes en Cuba apuestan por la democracia socialista

Los jóvenes cubanos unifican acciones para defender la democracia socialista que enarbola el proceso revolucionario y ha querido ser opacada por algunos que están...

Le puede interesar: