A Propósito de las Imprecisiones en Revolución Obrera Sobre Estado, Gobierno y Régimen

65

Publicamos a continuación una carta de uno de nuestros camaradas, quien nos hizo llegar sus comentarios sobre algunas imprecisiones que ha visto en escritos del portal de Revolución Obrera. Desde la Comisión de Agitación y Propaganda le agradecemos su carta, que tiene además del mérito de la crítica concreta, la cualidad de hacerlo con un claro espíritu camaraderil, de corregir partiendo de una sólida base de unidad, sin la intención de exagerar la crítica, sino como nos enseña el marxismo, partiendo de una base de unidad, expresar las opiniones de manera constructiva para elevar el nivel de unidad entre los revolucionarios.
Además de ser una muy buena lección sobre el Estado, asunto complejo que debe ser estudiado con mucha rigurosidad por los obreros conscientes.
Invitamos a nuestros lectores a aprender de nuestro camarada, y hacernos llegar sus opiniones, contribuir entre todos a que nuestra herramienta sea cada día mejor, en forma y contenido.
Comisión de Agitación y Propaganda

Imprecisiones en Revolución Obrera Sobre Estado, Régimen y Gobierno

Septiembre 03 de 2020

Camaradas
Comisión de Agitación y Propaganda

Un afectuoso saludo para todos y mi deseo por el mejor avance en su importante labor.

La presente, para expresarles una opinión sobre un aspecto del contenido de sus publicaciones.

Parto de reconocer su buen criterio, claridad y firmeza para plantear la cuestión del Estado en sus escritos, cuestión que por demás es bastante compleja.

El problema de su esencia: la dictadura de clase; de su pilar central: las Fuerzas Militares; de la actitud de los comunistas frente a esa institución en la sociedad burguesa: no remozarla, no tomarla para ejercer el poder del proletariado, sino destruirla y construir un nuevo Estado tipo Comuna… Todo esto siempre ha sido muy bien tratado y es lo fundamental en oposición a las prédicas reformistas. No ha sido en vano la labor de la educación política revolucionaria, ni el estudio del problema en los clásicos.

Mi inquietud reside en el trato a la relación Estado-Gobierno, o Estado-Régimen.

Dice el Manifiesto: “El gobierno del Estado moderno no es más que una junta que administra los negocios comunes de toda la clase burguesa». Creo que aquí se mencionan las dos acepciones de gobierno con relación al Estado.

Una, el gobierno entendido como dominación, sometimiento. Por lo cual decimos que el Estado es una máquina de fuerza para ejercer el gobierno de las clases dominantes en la sociedad.

Otra, el gobierno como junta administrativa de los negocios de los ricos y del poder político del Estado; el gobierno como ejecutivo de ese poder, que en el caso de la república democrática burguesa, tiene la manija de otras instituciones subordinadas (ministerios) que dirigen directamente los instrumentos para oprimir y aplastar al pueblo (fuerzas militares, jueces, carceleros…). Gobierno como junta ejecutiva, que puede ser presidencial (república presidencial, caso actual de Colombia), parlamentario (república parlamentaria, caso de Alemania o Inglaterra, donde el poder lo concentra el parlamento que elige el jefe del gobierno, canciller o primer ministro; se vota por un partido no por un candidato), junta militar (dictadura abierta de clase).

Respecto a la primera acepción de gobierno decía Lenin en su conferencia Acerca del Estado“Si hacemos abstracción de las llamadas doctrinas religiosas, de los artificios, de las construcciones filosóficas, de las diversas concepciones erigidas por los sabios burgueses, e investigamos el fondo verdadero de la cuestión, veremos que el Estado se reduce precisamente a este aparato de gobierno destacado de la sociedad humana».

Y en la misma conferencia se refiere a la segunda acepción de gobierno puntualiza: “El Estado es una máquina destinada a la opresión de una clase por otra, una máquina llamada a mantener sometidas a una sola clase todas las demás clases subordinadas. Las formas de esta máquina suelen ser diversas. En el Estado esclavista tenemos la monarquía, la república aristocrática e incluso la república democrática. En la práctica, las formas de gobierno eran sumamente variadas, pero la esencia seguía siendo siempre la misma: los esclavos carecían de todos los derechos y seguían siendo una clase oprimida, sin que se les reconociera como seres humanos».

Tenemos entonces una luz para entender la relación: existen diversos tipos de Estado determinados por desarrollo de la formación económico-social (esclavista, feudal, capitalista, socialista), y cada tipo de Estado (cada tipo de dictadura de clase) puede tener diversas formas de gobierno (formas de ejercer el poder de la clase o clases dominantes) determinados por la correlación de fuerzas entre las clases dominantes, o la correlación de fuerzas entre opresores y oprimidos.

En la sociedad capitalista, la burguesía para mantener su poder estatal (seguir gobernando) acude unas veces a la dictadura abierta (dictaduras fascistas) para ejercer el gobierno a sangre y fuego y otras veces más frecuentes a sus lugartenientes, a los socialdemócratas, a los reformistas para ejercer el gobierno sin que cambie el tipo de Estado. Un ejemplo son los gobiernos “Socialistas del siglo XXI”.

Marx dice en la síntesis de la experiencia de la revolución de 1871 en París:

“la Comuna era, esencialmente, un gobierno de la clase obrera, fruto de la lucha de la clase productora contra la clase apropiadora, la forma política al fin descubierta para llevar a cabo dentro de ella la emancipación económica del trabajo…”

«La Comuna convirtió en una realidad ese tópico de todas las revoluciones burguesas que es un gobierno barato, al destruir las dos grandes fuentes de gastos: el ejército permanente y la burocracia del Estado». (…) “Sustitución de la policía y del ejército, como instituciones apartadas del pueblo y contrapuestas a él, por el armamento directo de todo el pueblo”. Sustitución de la burocracia por funcionarios elegibles, removibles en todo momento y con salarios de obreros.

La Comuna, al darle forma al contenido que ya estaba planteado por el marxismo teórico, la dictadura del proletariado, se convirtió en prototipo del nuevo Estado, tanto así que en nuestra propaganda decimos, Estado tipo Comuna. A la vez, la Comuna se convirtió en la forma de gobierno más adecuada para ejercer la dictadura del proletariado.

Me he tomado el atrevimiento de rememorar estas cuestiones, no porque Ustedes no las conozcan, sino para que nos iluminen el examen de algunas afirmaciones hechas en sus artículos.

“la clase obrera sufre en carne propia los efectos del capitalismo imperialista que después de superexplotarlos por décadas, al final, por medio del Estado en alianza con los capitalistas, le roban descaradamente la pensión, que es salario acumulado y que por medio de reformas y engaños embolatan ese dinero que ya han pagado los obreros a los diferentes recaudadores privados y públicos pensionales” (artículo del 28 de agosto La clase obrera puede jubilarse con calidad, ¡es necesario luchar por ello!)

Decir el Estado en alianza con los capitalistas, es una afirmación inexacta, pues crea la falsa idea de que el Estado es algo aparte de los capitalistas. No hay tal alianza. El Estado es la máquina del poder político de los capitalistas, pertenece a ellos, lo controlan, lo usan en defensa y preservación de sus privilegios de clase.

“Hoy, el Estado terrorista de Iván Duque ha puesto como objetivo a los jóvenes del país para asesinarlos y no para apoyarlos en sus necesidades de educación y empleo…” (Artículo del 30 de agosto ¡Matrícula Cero para los hijos del pueblo!)

El Estado terrorista de Iván Duque… No se oye bien. El Estado es de las clases dominantes. Tal vez, se debiera decir: En este Estado terrorista el régimen de Iván Duque ha puesto…

“El Estado de los ricos, hoy en cabeza del régimen uribista de Duque, le lanzó un salvavidas de 370 millones de dólares a los dueños de Avianca,…” (Artículo del 1 de septiembre El Estado burgués salva a Avianca mientras el pueblo sufre desempleo, enfermedades y ruina.

En cabeza de… expresión rara. Tal vez quería decir: El Estado de los ricos, encabezado por el régimen uribista de Duque.

La denuncia está bien hecha. Solo veo una cuestión de orden con el primer párrafo, en cuanto a que es en últimas el Estado el que socorre a los monopolios en problemas. Formalmente, el salvavidas a Avianca se lo lanzó el Gobierno, o el régimen uribista de Duque… Aunque la denuncia en este artículo se mete con varios problemas a la vez (no es propiamente de Agitación Política Viva), la labor en la APV consiste en mostrar que esa acción del gobierno en favor de la burguesía (los dueños de Avianca en este caso) (como lo indica el segundo párrafo), en esencia significa un apoyo estatal a un monopolio capitalista (como se hace en el párrafo Es aleccionador… y en el siguiente Por arriba, las clases dominantes…), porque utiliza fondos del Estado (manejados por el gobierno), porque tiene el beneplácito de los gremios que representan a las clases dominantes en el Estado, porque ha sido beneficiada por los jueces del Estado… por ende es un Estado que solo sirve a los intereses de los enemigos del pueblo, etc., etc.

Ustedes bien ocupados que mantienen, sabrán exculparme por la extensión de este escrito.

Su camarada, JR

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.