miércoles, septiembre 23, 2020
Enlace externo

Acusaciones contra Rusia por el caso Navalni pretenden reeditar Guerra Fría en Europa

Noticias populares

Una segunda cobaya humana que participaba en el experimento de la vacuna sufre graves efectos secundarios

La multinacional farmacéutica AstraZeneca, que desarrolla una vacuna contra el coronavirus con la marca comercial de la Universidad de...

«Un ejercicio de esterilización masiva»: médicos de Kenia encuentran un agente antifertilidad en la vacuna antitetánica de la ONU

Los obispos católicos de Kenia acusan a dos organizaciones de las Naciones Unidas de esterilizar a millones de niñas...

Vídeo: Convoy ruso se dirige hacia zona ocupada por EEUU en Siria

Conforme informaron el lunes medios locales, una caravana militar rusa se dirige hacia una zona en el noreste de...

“Como defensores de la paz mundial y de la solución pacífica y negociada de los conflictos, rechazamos los intentos de los Estados Unidos de Norteamérica y sus aliados europeos de involucrar al presidente Vladimir Putin y al gobierno de Moscú en un supuesto envenenamiento del político ruso Alexéi Navalni”, indicó el ex presidente del capítulo venezolano del Parlatino, Carolus Wimmer.

Wimmer, que también es activista del movimiento por la paz y la solidaridad internacional, indicó que antes de las declaraciones de la canciller alemana Ángela Merkel, señalando a Nalvany como víctima de un crímen, ya la Unión Europea había amenazado a Rusia con sanciones obviando las declaraciones de los médicos rusos y la voluntad de Moscú de permitir el traslado del dirigente opositor a Berlín.

“Además-indicó Wimmer- lo correcto hubiese sido realizar las pruebas para comprobar el uso de una sustancia tóxica con el seguimiento de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), de acuerdo con la Convención sobre Armas Químicas, y no a puertas cerradas en un laboratorio militar”.

“Ante estas inconsistencias, uno puede pensar que detrás de estas acusaciones hay otros propósitos como por ejemplo sabotear la construcción del gasoducto Nord Stream 2, un megaproyecto con capacidad de transportar unos 55.000 millones de metros cúbicos de gas al año entre Rusia y Alemania, porque afecta el mercado de gas licuado estadounidense en la región o peor aún, desmeritar la primera vacuna contra el Covid-19, Sputnik V, para favorecer intereses de los monopolios farmacéuticos”, destacó Wimmer.

Sostuvo que «en estos tiempos difíciles para todos, lo correcto es apostar por el diálogo y no la generación de tensiones y conflictos para favorecer intereses económicos y políticos».

Ademas recomendó «buscar la cooperación para vencer la pandemia de Covid-19 y no reeditar nuevamente el escenario de la Guerra Fría en Europa”.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: