domingo, septiembre 27, 2020
Enlace externo

Las Amenazas de las “Águilas Negras” No Detendrán la Lucha Popular

Noticias populares

Una segunda cobaya humana que participaba en el experimento de la vacuna sufre graves efectos secundarios

La multinacional farmacéutica AstraZeneca, que desarrolla una vacuna contra el coronavirus con la marca comercial de la Universidad de...

Milicia mercenaria de Washington secuestra a jóvenes en provincia de Hasakeh

Hassakeh, Reqqa, SANA.— La autoproclamada milicia separatista FDS apoyada por las tropas de ocupación estadounidenses, secuestró a un número...

La vergonzosa huída

José L. Quirante.— El 20 de junio de 1791 los reyes de Francia, el Borbón Luis XVI y María...

En los últimos días aparecieron en Bogotá y otras ciudades, panfletos firmados por las “Águilas Negras”, en los cuales amenazan de forma directa a personas de izquierda, militantes de Colombia Humana, defensores de Derechos Humanos y todo lo que signifique oposición a los intereses del régimen mafioso y paramilitar uribista de Duque.

Detrás de estos mensajes no hay ninguna “fuerza oscura” como dicen algunos: los autores intelectuales y materiales de las amenazas se encuentran en el Estado burgués-terrateniente, hoy comandado por el régimen uribista y este es uno de los métodos del terrorismo de Estado para intimidar a los luchadores populares.

Las fuerzas policiales están dolidas por la respuesta del pueblo ante su brutalidad; están dolidas no solo por la quema de los CAI’s, sino porque de forma masiva y beligerante el pueblo salió a las calles a denunciar los abusos cometidos por los perros rabiosos del Estado que la emprendieron a balazos contra las masas desarmadas.

Las “fuerzas oscuras” no son tal, son policías y militares como los que dispararon sin piedad contra el pueblo las noches del 9 y 10 de septiembre; sin ningún tipo de identificación en casco o chaquetas, encapuchados y ante las cámaras, actuaron de frente como parte de las fuerzas asesinas del Estado.

Esta fue una demostración en vivo y en directo de lo que es el Estado burgués, un aparato de opresión, represión y explotación contra las masas, que tiene varias caras, que actúa y se presenta de acuerdo a las necesidades y órdenes de las clases reaccionarias; hoy se muestra con el rostro más asesino, oscuro y tenebroso, mañana se pone el rostro de la paz y la reconciliación; pero sea cual sea la máscara que se ponga, no dejará su esencia, cual es la de ser un aparato para defender los negocios y la democracia de los ricos, y aplastar con la violencia a las masas trabajadoras.

El pueblo actuó con valentía y este tipo de afrentas son inadmisibles para los dueños del capital, pues si así respondieron en barrios de diferentes ciudades principalmente los hijos del pueblo ante el abuso de autoridad, ni qué decir cuando de forma consciente el proletariado organice y movilice a la masas populares para destruir el poder político y económico de la burguesía y los terratenientes.

Los panfletos que están circulando, son solo eso, panfletos; pues la realidad es que el asesinato de los dirigentes y luchadores populares es de vieja data y práctica común de los reaccionarios, como indican los reportes cotidianos.

Llamamos a los luchadores populares a rodearse de las masas y tomar con ellas las medidas necesarias para preservar sus organizaciones y la vida de sus dirigentes, que les permitan continuar la lucha en defensa sus derechos, en el ejercicio directo del legítimo derecho a la libre manifestación y reunión ante los atropellos cometidos por el régimen uribista. Los enemigos del pueblo deben tener claro que ante los ataques y amenazas del terror estatal, el pueblo tiene todo el derecho a defender su vida de la forma que sea necesaria y con los medios que estime convenientes.

El terrorismo de Estado se puede detener, pero no lo hará el mismo Estado por voluntad propia, ni con los alegatos en el establo parlamentario, sino como el resultado de la derrota que le propinen las masas trabajadoras en las calles, mediante el Paro General Indefinido, que haga retroceder a las asesinas clases dominantes, organizándolo desde la base obrera y barrial, desde la organización del proletariado agrícola y los campesinos, desde la actuación activa de los intelectuales progresistas y defensores de los derechos del pueblo, con independencia de las burócratas direcciones de las centrales sindicales, quienes de forma cómplice demostraron una vez más, con la masacre ocurrida en Bogotá a manos de la policía y las posteriores amenazas de muerte, que no les interesa trabajar por el Paro, pues si fuera de otro modo, en medio de la matanza tenían que haber llamado a iniciar el Paro Nacional Indefinido en todo el país, cosa que no hicieron dejando en claro su abierto compromiso con la dictadura de los explotadores.

Ni las acostumbradas amenazas, ni la represión abierta y descarada del régimen podrán detener la lucha popular; todo lo contrario, las intimidaciones son gasolina que alimenta el fuego de la lucha popular, no solo por conquistar las reivindicaciones inmediatas, sino por lograr la liberación social del yugo del capital.

https://www.revolucionobrera.com

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Conferencia de Prensa: Cuba frente a la COVID-19 (26 de septiembre de 2020)

El Dr. Francisco Durán García, Director Nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública de Cuba, informó hoy en Conferencia de Prensa, que fueron...

PCPE y PCOE: Firma oficial del Marco Programático

El pasado sábado 12 de septiembre se suscribió de manera presencial por los Secretarios Generales del PCOE y el PCPE el protocolo y el...

Le puede interesar: