Policía de EEUU reprime protesta antirracismo con balas de goma

Fuerzas federales de EE.UU. sofocan las protestas contra el racismo en Louisville (Kentucky, centro-este) disparando balas de goma contra los manifestantes.

Noticias populares

Biden pone a un criminal de guerra al frente del Pentágono

Biden ha nombrado Secretario de Defensa al general Lloyd Austin. Será el primer negro en ponerse al frente del...

Ángeles Maestro: “Las vacunas fiables son la cubana, la rusa y la china”

Lo que quiero decir en relación a las vacunas, con la pandemia del coronavirus, lo hago desde posiciones profesionales...

El gran salto adelante: Al crear la red de Internet más rápida y avanzada del mundo, China reclama la supremacía sobre Estados Unidos

China logró la «supremacía cuántica» con el desarrollo de su computadora cuántica Jiuzhang, que el mes pasado superó al...

Agentes federales de EE.UU., junto a miembros de la Guardia Nacional de Kentucky, se han desplegado este miércoles en la ciudad de Louisville para controlar a los manifestantes que salieron a las calles para expresar su rechazo al racismo estructural vigente en el país norteamericano.

Según varios vídeos divulgados en las redes sociales, los uniformados dispararon balas de goma contra la multitud y detuvieron a al menos diez manifestantes.

La protesta comenzó después de que el fiscal general de Kentucky, Daniel Cameron, anunciara que a los oficiales de policía involucrados en el homicidio de Breonna Taylor, una mujer afrodescendiente asesinada por la Policía, no se les imputarán cargos criminales.

Cameron, en una rueda de prensa realizada la misma jornada, ha justificado este veredicto diciendo que, después de una “investigación exhaustiva”, su equipo determinó que los agentes que abrieron fuego contra Taylor no violaron la ley estatal porque lo hicieron para “protegerse a sí mismos”.

Breonna Taylor, de profesión paramédica, murió el 13 de marzo de 2019 cuando unos agentes ejecutaron una orden de allanamiento por drogas en la vivienda equivocada. La mujer y su novio, Kenneth Walker, se encontraban durmiendo en su habitación cuando los agentes, vestidos de civiles, ingresaron a su residencia y empezaron a disparar a ciegas.

El caso de Taylor ha sido especialmente recordado durante la ola de protestas contra la violencia policial y el racismo que sacudió EE.UU. después de la muerte, el 25 de mayo, de George Floyd, un afroestadounidense que murió a manos de un policía blanco en la ciudad de Mineápolis.

La brutalidad de la Policía en EE.UU., sobre todo, contra los afrodescendientes y las personas pertenecientes a otras minorías, ha convertido al país de las barras y las estrellas en escenario de multitudinarias protestas y en blanco de las críticas de diversas organizaciones pro derechos civiles.

Además, el presidente estadounidense, Donald Trump, lejos de calmar la de por sí crítica situación, optó por anunciar el despliegue de “miles y miles de soldados fuertemente armados” con el objetivo de reprimir las protestas.

El inquilino de la Casa Blanca incluso tildó de “matones” a los manifestantes, les amenazó con emitir una orden de disparar o soltar “perros feroces” en las marchas, una postura censurada en duros términos a nivel internacional.

Fuente: hispantv.com

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: