sábado, octubre 24, 2020
Enlace externo

Estados Unidos quería envenenar o secuestrar a Assange : The Guardian

La publicación, que cita a un testigo en el caso de Julian Assange, informó que las reuniones del fundador de WikiLeaks con los abogados se escuchaban regularmente utilizando micrófonos ocultos.

Noticias populares

De casa al trabajo y del trabajo a casa: el coronavirus hace realidad el sueño capitalista de una población controlada y militarizada

Diego Herchhoren.— El gobierno español va a implantar en los próximos días un toque de queda que, sumado a...

Vacunas rusas llegarán próximamente a Venezuela

Caracas, Distrito Capital. –En el mes de octubre o principios de septiembre llegan a Venezuela las primeras vacunas de...

Nueva normalidad, vieja discriminación

María Luna.— La crisis sanitaria  y el estado de alarma han puesto a prueba la permanencia de miles de...

Los servicios de inteligencia estadounidenses han contemplado envenenar o secuestrar al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, mientras se escondía en la Embajada de Ecuador en Londres. Así lo informó el miércoles el diario The Guardian .

Como señala el periódico, citando el testimonio escrito de uno de los testigos en el caso de extradición, las reuniones de Assange con los abogados fueron intervenidas regularmente con micrófonos ocultos. Los funcionarios estadounidenses también lograron sacar sus huellas dactilares del cristal.

Se observa que al testigo se le proporcionó el anonimato, ya que expresó temor por su seguridad.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha presentado 18 cargos penales contra el australiano Assange. Él, en particular, está acusado de delitos relacionados con el mayor caso de divulgación de información clasificada en la historia de Estados Unidos. Por todos los cargos, Assange enfrenta hasta 175 años de prisión.

El 7 de septiembre comenzaron en Londres las audiencias sobre la extradición del fundador de WikiLeaks a Estados Unidos. La jueza Vanessa Baraitser tendrá que decidir si la solicitud de Washington está en línea con el tratado de extradición británico-estadounidense de 2007. Si se satisface la solicitud de las autoridades estadounidenses, el ministro del Interior británico, Priti Patel, tendrá que autorizar la extradición de Assange.

Pero incluso en este caso, los abogados australianos tendrán la oportunidad de impugnar la decisión en el Tribunal Superior de Londres, y luego en el Tribunal Supremo o en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, lo que puede llevar años. La fiscalía también puede apelar contra la decisión judicial si se deniega la solicitud de extradición.

Fuente

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: