miércoles, octubre 21, 2020
Enlace externo

Netanyahu promueve ley para prohibir las protestas públicas con el pretexto del coronavirus

Noticias populares

EEUU involucra a Panamá en su conflicto contra China

El pasado 17 de agosto los gobiernos de Panamá y Estados Unidos firmaron un memorándum de entendimiento para promover...

Ejército ruso incrementa su presencia en el noreste de Siria

Un número de militares rusos han sido vistos dirigiéndose desde Latakia a la gobernación de Al Raqqa esta semana,...

Milicia mercenaria de Washington secuestra a jóvenes en provincia de Hasakeh

Hassakeh, Reqqa, SANA.— La autoproclamada milicia separatista FDS apoyada por las tropas de ocupación estadounidenses, secuestró a un número...

El Parlamento de Israel, la Knesset, aprobó un controvertido proyecto de ley para reducir las protestas públicas contra el primer ministro, Benyamin Netanyahu, por sus cargos de corrupción y el manejo de la crisis del coronavirus, que ha provocado un aumento del desempleo en los territorios ocupados.

La legislación respaldada por Netanyahu, que fue aprobada el miércoles temprano después de un debate que duró toda la noche, le dará a la administración el poder de prohibir a las personas que participen en manifestaciones a más de un kilómetro de sus hogares y limitará las reuniones al aire libre a un máximo de 20 personas.

El proyecto de ley fue ratificado en segunda y tercera lecturas por 46 votos contra 38.

Según la versión final de la ley, el gabinete israelí puede restringir las protestas y ceremonias religiosas durante una semana bajo la llamada “emergencia especial por el coronavirus”, con la posibilidad de extenderla otras dos semanas si la “emergencia” permanece en su lugar.

La medida también elimina una cláusula que eximía las protestas y las ceremonias religiosas de las reglas que limitan las reuniones.

Los críticos de la nueva ley dijeron enérgicamente que esta busca bloquear las protestas cerca de la residencia oficial de Netanyahu en Jerusalén (Al Quds) y que sirve a sus intereses políticos usando el virus como pretexto.

Dicen que, según las nuevas reglas, las manifestaciones fuera de la residencia del primer ministro se mantendrían en un máximo de 2.000 personas en total, dado que la zona de protesta de la Plaza de París podría acomodar 100 cápsulas de 20 personas. Solo aquellos que vivan a menos de un kilómetro podrán asistir.

El número está muy por debajo de las 10.000 a 20.000 personas que se han presentado semanalmente fuera del edificio para manifestarse contra Netanyahu.

“Vine para ver si todavía puedo hablar en el pleno, porque ese es el siguiente paso”, dijo el líder de la oposición Yair Lapid en la Knesset el martes por la noche.

Añadió: “Dirán que debido al coronavirus no puedo quedarme aquí y hablar en nombre de la oposición”.

Eli Avidar, un legislador del partido político secular Yisrael Beiteinu, calificó la ley como un “ataque” a los israelíes, argumentando que los territorios ocupados se han “convertido en una dictadura”.

El martes temprano, el ministro de Justicia israelí, Avi Nissenkorn, del partido Azul y Blanco, dijo que el “peligroso intento” del partido Likud de Netanyahu “de prohibir el derecho a protestar durante la crisis ha fracasado”.

“Las restricciones a las demostraciones se aplicarán solo durante un cierre completo. Una vez que se alivien las restricciones a la economía, las restricciones a las manifestaciones y ceremonias religiosas se levantarán de inmediato”, explicó Nissenkorn.

Durante semanas, miles de manifestantes se han reunido para pedir la renuncia de Netanyahu.

Antes del debate parlamentario del martes, los manifestantes se reunieron en automóviles cerca de la Knesset para protestar por el proyecto de ley y se enfrentaron a las fuerzas policiales.

El movimiento Black Flags, uno de los varios grupos detrás de la protesta, dijo en un comunicado que “la policía continúa con su implacable violencia contra cualquiera que no apoye al régimen de Netanyahu. Azul y Blanco necesita ver estas imágenes y comprender la importancia de este momento. Netanyahu está tratando de aplastar violentamente la democracia. Este es el momento de detenerlo”.

Las encuestas de opinión muestran que solo una cuarta parte del público israelí confía en la forma en que Netanyahu ha lidiado con la pandemia de coronavirus.

El Ministerio de Salud de Israel informó el martes 2.200 nuevos casos de COVID-19, lo que eleva la cuenta de infectados a 235.465.

El número de muertos aumentó en 16 hasta los 1.523, mientras que el número de pacientes en estado grave aumentó de 772 a 778, de los 1.571 pacientes actualmente hospitalizados.

 

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: