sábado, octubre 24, 2020
Enlace externo

Condenan a muerte a Trump y al rey saudí

Una corte yemení ha condenado a pena de muerte al presidente de EE.UU. y al rey de Arabia Saudí por su implicación en la matanza de decenas de niños en Yemen.

Noticias populares

De casa al trabajo y del trabajo a casa: el coronavirus hace realidad el sueño capitalista de una población controlada y militarizada

Diego Herchhoren.— El gobierno español va a implantar en los próximos días un toque de queda que, sumado a...

Ejército ruso incrementa su presencia en el noreste de Siria

Un número de militares rusos han sido vistos dirigiéndose desde Latakia a la gobernación de Al Raqqa esta semana,...

Las vacunas contra el Covid-19: los gobiernos, una vez más, a los pies de las multinacionales farmacéuticas

Desde hace tiempo se está evidenciando la distorsión que el capitalismo introduce en el conocimiento científico y en especial...

El Tribunal Penal Especializado de Primera Instancia de la provincia de Saada, en el noroeste de Yemen, ha impuesto este jueves la pena capital contra un total de diez personas, encabezadas por el mandatario norteamericano, Donald Trump, y el rey saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud, por su complicidad en un bombardeo aéreo el 9 de agosto 2018 contra un autobús escolar en el que murieron más de 50 civiles, la mayoría de ellos niños.

El citado ataque que fue realizado por los aviones de guerra de la llamada coalición saudí en un mercado de la ciudad de Dahiyan, en la gobernación de Saada, alcanzó a varios vehículos, causando también al menos 80 heridos, principalmente escolares.

Según las informaciones recogidas por la agencia oficial de noticias SABA, entre las figuras sentenciadas por la corte yemení, se encuentran también el príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman; el exsecretario de Defensa de EE.UU., James Mattis; el prófugo expresidente yemení Abdu Rabu Mansur Hadi y su vicepresidente Ali Mohsen al-Ahmar.

El veredicto dictado por el tribunal, además, condena a los sentenciados a pagar 10 000 millones de dólares (alrededor de 8510 millones de euros) a los familiares de las víctimas del ataque, entre los que figuraron los niños.

Esa masacre, casi sin precedentes desde el inicio de la guerra saudí contra su vecino sureño en marzo de 2015, fue catalogada en aquel entonces por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) de “crimen de guerra” y recibió condenas de organizaciones internacionales, como el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Las autoridades del régimen saudí, a pesar de masivas críticas internacionales, no solo se abstuvieron a aceptar la responsabilidad de la matanza de los niños yemeníes, sino también calificaron el ataque como una ‘medida legítima’.

El Ministerio de Derechos Humanos de Yemen presentó la semana pasada un informe, dando una cifra impactante de las víctimas de los casi seis años de la agresión saudí, respaldada plenamente por EE.UU., al país más pobre del mundo árabe. El reporte cifró en 17 000 los yemeníes muertos, de los cuales una quinta parte son niños.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: