La ocultación de las responsabilidades políticas por las muertes habidas durante la pandemia

Noticias populares

La situación en Donbass ha cambiado drásticamente en caso de un ataque de Ucrania

Hoy en día Ucrania no podrá atacar las repúblicas de Donbass con impunidad porque más de 300 mil ciudadanos...

Lumumba, película del haitiano Raoul Peck

"Lumumba" (2000), del haitiano Raoul Peck, en el 60 Aniversario del asesinato del líder antimperialista africano

Biden pone a un criminal de guerra al frente del Pentágono

Biden ha nombrado Secretario de Defensa al general Lloyd Austin. Será el primer negro en ponerse al frente del...

Una buena manipulación se compone de tres ingredientes: números, comparación entre distintos números y la firma de catedráticos “de prestigio” de alguna universidad igualmente “prestigiosa”. Sin eso no se puede llevar a un telediario.

El sábado el periódico belga Le Soir, el más leído del país, titulaba: “Coronavirus: el mayor exceso de mortalidad desde la Segunda Guerra Mundial” (*). El artículo se basaba en un estudio de un centro de investigación demográfica de la Universidad Católica de Lovaina.

“En Bélgica, como en muchos otros países del mundo, los meses de marzo, abril y mayo de 2020 resultaron ser excepcionalmente dramáticos en cuanto a la mortalidad. Esta constatación es particularmente cierta para el período comprendido entre mediados de marzo y finales de abril, que se caracteriza por una tasa de mortalidad excesiva hasta el doble en comparación con la tendencia media del período 2016-2019”, explican los académicos.

Por lo tanto, lo mismo que en España, también en Bélgica ha existido un importante exceso de mortalidad, que como bien, dicen es “particularmente cierta” para el pico de la pandemia, es decir los meses de marzo y abril de este año.

El truco consiste en hablar, por un lado, de sólo un par de meses que, por el otro, se mezclan con promedios anuales de un periodo de cuatro años anteriores.

Dicho truco va acompañado de otro: si ha habido un exceso de mortalidad, ¿cuál es la causa de la misma? En este punto los académicos se tambalean bastante: “Aunque no es directamente atribuible como tal a la Covid-19, el fenómeno está, sin embargo, en gran medida vinculado a esta pandemia”.

Ya ven que no es tan claro como parece: el exceso de mortalidad “no es directamente atribuible” al virus, pero está “vinculado en gran medida” a la pandemia. Por supuesto, el confinamiento queda totalmente fuera del cuadro. ¿No ha muerto nadie a causa del confinamiento?, ¿no está el confinamiento ligado “en cierta medida” con el exceso de mortalidad?

Como los lectores se llevan mal con los números, el tercer truco de la manipulación consiste en hacer comparaciones, en el caso de Bélgica con una guerra, una ocupación militar y una posguerra que aún tienen enormes resonancias en su historia reciente.

Los manipuladores lo podían haber comparado con algo mejor, como la gripe asiática de 1957 o con la gripe de Hong Kong de 1968, pero en tal caso la pandemia hubiera pasado mucho más desapercibida, casi como un vulgar resfriado, o como se decía en España durante el franquismo, como una “pulmonía”.

Cuando decimos que el exceso de mortalidad ha estado causado, al menos en parte, por el confinamiento y otras medidas políticas conexas, como la dedicación exclusiva del sistema sanitario al virus, tenemos que buscar responsables políticos.

Por el contrario, cuando achacamos las muertes única y exclusivamente a la pandemia, ocultamos dichas responsabilidades como si se tratara de una maldición del destino.

(*) https://plus.lesoir.be/330682/article/2020-10-09/coronavirus-la-plus-forte-surmortalite-depuis-la-seconde-guerre-mondiale

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: