El toque de queda es una medida absurda, inefectiva y autoritaria (cast/cat)

Noticias populares

Aparece una de las mayores fosas comunes de republicanos asesinados por los franquistas

El cementerio del Carmen de Valladolid se confirma como uno de los lugares donde se encuentra una de las...

Un tribunal portugués levanta el confinamiento porque las pruebas PCR no son fiables

El Tribunal portugués de Apelación ha ordenado levantar el confinamiento porque las pruebas PCR no son fiables. Es ilegal...

¿Golpe de mano contra Erdogan?

Erdogan tendría como objetivo inequívoco la implementación del Estado Islamista-Erdoganista en el 2016, lo que supondría el finiquito del...

Era previsible. ¿Alguien pensaba que volver a la “normalidad” para no afectar a las empresas no aumentaría la tasa de contagios? ¿Alguien pensaba que la vuelta a las escuelas, con clases masificadas por los recortes no implicaría una mayor expansión del virus?

Cuando los beneficios empresariales son la brújula que guía las decisiones políticas, la vida de la clase trabajadora queda siempre en segundo plano. Y por eso se adoptan medidas absurdas como el toque de queda para hacer creer que se hace algo. Medidas autoritarias completamente inefectivas a la hora de parar los rebrotes, pero que servirán para empezar a controlarnos. Que no nos engañen, estas medidas no están destinadas a combatir el virus, sino a combatir las protestas y luchas que a buen seguro vendrán.

Los gobernantes no ponen en marcha las medidas que hacen falta para frenar al virus porque son las mismas que no gustan a los oligarcas económicos. Decimos alto y claro que hace falta su implementación y que esta tiene que ser sostenida por la vía de los beneficios económicos de la clase empresarial y financiera.

Hay que proteger la vida y no en el capital.

El toque de queda es una medida absurda, inefectiva y autoritaria. Pero claramente no nos podemos quedar de brazos cruzados. El virus es una amenaza real, que está teniendo dramáticas consecuencias y contra el cual nos tenemos que movilizar como sociedad para limitar al máximo el número de víctimas. También queda claro que las medidas que se tienen que tomar necesariamente implicarán sacrificios. Pero la cuestión aquí es que, como siempre, se está intentando que estos sacrificios lo hagamos principalmente la clase trabajadora, mientras las clases altas siguen incrementando los beneficios y disfrutando de unas condiciones de vida infinitamente mejores. Por eso, no podemos luchar de forma efectiva contra el virus sin combatir también el sistema económico y político en el que vivimos.

Proponemos las siguientes 10 medidas concretas para afrontar la pandemia desde una perspectiva social:

– Medidas urgentes para descongestionar la sanidad pública, que pasan por un incremento de recursos a la atención primaria, hospitales, atención domiciliaria y residencias. También hay que ampliar las dotaciones para rastrear y diagnosticar la COVID19.

– Incremento de la frecuencia del transporte público para evitar la masificación.

– Incremento del número de clases (y por tanto, de infraestructuras y de profesorado) en educación, reduciendo la ratio de alumnado por clase a 10 o 12.

– Incremento del número de infraestructuras sanitarias (camas, CAP’s) y de profesionales contratados.

– Parada de las áreas productivas no-esenciales.

– Apoyo económico a las trabajadoras que tengan que confinarse o se encuentren en situación de paro.

– Intervención inmediata sobre centros productivos que se ha demostrado que son el origen de brotes tanto en Cataluña como el resto de Europa (por ejemplo algunas cárnicas) garantizando la aplicación de medidas de seguridad estrictas hacia los y las trabajadoras.

– Actuaciones urgentes para garantizar viviendas en condiciones tanto para aquellas personas que duermen en la calle (recordamos a los temporeros de Poniente) como para aquellas que lo hacen en pisos masificados y con malas condiciones de salubridad.

– Hace falta, también, desarrollar los recursos para dar acompañamiento y apoyo en tareas cotidianas a las personas de riesgo, especialmente la gente mayor que en muchos casos vive sola y está teniendo que afrontar en soledad y sin ayuda la pandemia.

Es imprescindible que la adopción de posibles medidas que afecten a derechos fundamentales estén avaladas por una finalidad clara y explícita, formen parte de paquetes de medidas mucho más amplias y no se hagan ni con fines propagandísticas ni de control social presente y futuro.

Evidentemente, todas estas medidas requieren recursos económicos. Y la redistribución de la riqueza es algo impensable en el sistema en el que vivimos, por eso tenemos que luchar para cambiarlo todo. Solo podremos combatir el virus de forma efectiva si nos unimos con nuestras compañeras de trabajo, con nuestras vecinas, conocidas y familiares y luchamos juntas para protegernos, asegurar un futuro más justo y para mantener nuestras libertades.

Cuando la alternativa es entre la supervivencia del sistema económico actual o nuestras vidas, nuestra respuesta es clara:

Nuestra vida vale mucho más que los beneficios de las clases ricas.

Protejamos la vida, no el capital!

Comunicado del Secretariat Permanent de la CGT de Catalunya

———-

El toc de queda és una mesura absurda, inefectiva i autoritària

Era previsible. Algú es pensava que tornar a la “normalitat” per tal de no afectar a les empreses no augmentaria la taxa de contagis? Algú es pensava que la tornada a les escoles, amb classes massificades per les retallades no implicaria una major expansió del virus?

Quan els beneficis empresarials són la brúixola que guia les decisions polítiques, la vida de la classe treballadora queda sempre en segon pla. I per això s’adopten mesures absurdes com el toc de queda per fer veure que es fa alguna cosa. Mesures autoritàries completament inefectives a l’hora d’aturar els rebrots, però que serviran per començar a controlar-nos. Que no ens enganyin, aquestes mesures no estan destinades a combatre el virus, sinó a combatre les protestes i lluites que de ben segur vindran.

Els governants no posen en marxa les mesures que calen per aturar al virus perquè són les mateixes que no agraden als oligarques econòmics. Diem alt i clar que cal la seva implementació i que aquesta ha de ser sostinguda per la via dels beneficis econòmics de la classe empresarial i financera.

Cal protegir la vida i no al capital.

El toc de queda és una mesura absurda, inefectiva i autoritària. Però clarament no ens podem quedar de braços creuats. El virus és una amenaça real, que està tenint dramàtiques conseqüències i contra el qual ens hem de mobilitzar com a societat per limitar al màxim el nombre de víctimes. També queda clar que les mesures que s’han de prendre necessàriament implicaran sacrificis. Però la qüestió aquí és que, com sempre, s’està intentant que aquests sacrificis els fem principalment la classe treballadora, mentre les classes altes segueixen incrementant els beneficis i gaudint d’unes condicions de vida infinitament millors. Per això, no podem lluitar de forma efectiva contra el virus sense combatre també el sistema econòmic i polític en el que vivim.

Proposem les següents 10 mesures concretes per afrontar la pandèmia des d’una perspectiva social:

– Mesures urgents per descongestionar la sanitat pública, que passen per un increment de recursos a l’atenció primària, hospitals, atenció domiciliària i residències. També cal ampliar les dotacions per rastrejar i diagnosticar la COVID19.
– Increment de la freqüència del transport públic per evitar-ne la massificació
– Increment del nombre de classes (i per tant, d’infraestructures i de professorat) en educació, reduint la rati d’alumnes per classe a 10 o 12
– Increment del nombre d’infraestructures sanitàries (llits, CAP’s) i de professionals contractats.
– Aturada de les àrees productives no-essencials
– Suport econòmic a les treballadores que hagin de confinar-se o es trobin en situació d’atur.
– Intervenció immediata sobre centres productius que s’han demostrat ser origens de brots tant a Catalunya com a la resta d’Europa (per exemple algunes càrniques)garantint l’aplicació de mesures de seguretat estrictes cap els i les treballadores.
– Actuacions urgents per garantir habitatges en condicions tant per aquelles persones que dormen al carrer (recordem els temporers de Ponent) com per aquelles que ho fan en pisos massificats i amb males condicions de salubritat.
– Cal, també, desenvolupar els recursos per donar acompanyament i suport en tasques quotidianes a les persones de risc, especialment la gent gran que en molts casos viu sola i està havent d’afrontar en soledat i sense ajut la pandèmia.

És imprescindible que l’adopció de possibles mesures que afectin a drets fonamentals estiguin avalades per una finalitat clara i explícita, formin part de paquets de mesures molt més àmplies i no es facin ni amb finalitats propagandístiques ni de control social present i futur.

Evidentment, totes aquestes mesures requereixen recursos econòmics. I la redistribució de la riquesa és quelcom impensable en el sistema en el que vivim, per això hem de lluitar per canviar-lo tot. Sols podrem combatre el virus de forma efectiva si ens unim amb les nostres companyes de feina, amb les nostres veïnes, conegudes i familiars i lluitem plegades per protegir-nos, assegurar un futur més just i per mantenir les nostres llibertats.

Quan l’alternativa és entre la supervivència del sistema econòmic actual o les nostres vides, la nostra resposta és clara:

La nostra vida val molt més que els beneficis de les classes riques. 
Protegim la vida, no el capital!

Comunicat del Secretariat Permanent de la CGT de Catalunya

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: