Cuba y el reto de emanciparse con sus propios esfuerzos

Noticias populares

Aparece una de las mayores fosas comunes de republicanos asesinados por los franquistas

El cementerio del Carmen de Valladolid se confirma como uno de los lugares donde se encuentra una de las...

Abstención de los países de la Unión Europea y de la ‎OTAN en el voto de una resolución de la ONU ‎contra el nazismo

Manlio Dinucci.— La Tercera Comisión de las Naciones Unidas –encargada de los asuntos sociales, humanitarios y culturales– adoptó, el...

Karina Marrón González.— La Habana, (Prensa Latina) Cuba continúa hoy frente al reto de salir adelante con sus propios esfuerzos, en un contexto adverso tanto por la crisis económica internacional generada por la Covid-19, como por la creciente hostilidad de Estados Unidos.

La reciente celebración del V periodo ordinario de sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento) en su IX legislatura, de forma virtual, evidenció que además de un desafío es una voluntad de país.

Durante la clausura de esa reunión, el presidente Miguel Díaz-Canel se refirió a la conciencia existente de que todos los planes establecidos por la nación caribeña dependerán del empuje de su gente.

Significó el trabajo realizado en el enfrentamiento a la pandemia y a la difícil situación económica, sin renunciar a los programas fundamentales recogidos en el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta 2030.

‘Es heroica la página que el pueblo cubano está escribiendo’, dijo el mandatario, y destacó el escenario en el que se desenvuelve la isla, con la enfermedad del coronavirus imponiendo restricciones,el acoso simultáneo del bloqueo económico estadounidense reforzado y una descomunal campaña de odio financiada desde el exterior.

No es una casualidad la resistencia del pueblo, enfatizó Díaz-Canel, hay un componente que está en el ADN cubano, forjado en la historia de resiliencias continuas, entre las que se cuentan más de seis décadas de agresiones de todo tipo desde Washington.

Entonces no es de extrañar que, a pesar de la Covid-19, el Parlamento diera continuidad al extenso cronograma legislativo, en tanto analizó y aprobó las leyes del Servicio exterior, de la Organización y funcionamiento del consejo de ministros, de Revocación de los elegidos a los órganos del Poder Popular, y del Presidente y vicepresidente de la República.

Asimismo, la sesión ordinaria permitió a los diputados conocer en detalle y respaldar la Estrategia Económico-Social para enfrentar el complejo contexto impuesto por la pandemia y las sucesivas escaladas del sistema unilateral de medidas coercitivas estadounidenses.

Aprobada en el mes de julio por el Consejo de Ministros, y con 16 áreas clave de trabajo y 370 medidas, poner en práctica ‘con resultados’ dicha estrategia ‘es la tarea de mayor prioridad en la economía’, insistió el jefe de Estado cubano.

El presidente afirmó que la voluntad del Gobierno es avanzar con determinación en los dos meses que restan del año para alcanzar el mayor nivel de implementación posible en el propio 2020, sin descuidar ni un instante las medidas sanitarias de enfrentamiento a la Covid-19.

Integran ese diseño facilidades para exportar e importar, transformaciones en las formas de gestión no estatal, la ejecución de la política de desarrollo territorial y el ordenamiento monetario, entre otras acciones, las cuales deben permitir que se fortalezca el tejido empresarial y se desarrollen las fuerzas productivas en general.

Pero nada de esto, como explicó Díaz-Canel, podrá realizarse sin ciencia e innovación, así como una adecuada dirección gubernamental y empresarial, particularmente en el control de las medidas que les compete implementar.

La máxima prioridad la tiene la producción y comercialización de alimentos, potenciando el ahorro, fundamentalmente de divisas y portadores energéticos.

Es una realidad insoslayable, pues el país no puede depender tanto de las importaciones para garantizar los recursos de la canasta familiar normada, por solo poner un ejemplo, como demostró la actual pandemia, con todas las dificultades que se generaron para la compra y traslado de los productos.

A ello se suman las erogaciones del presupuesto del Estado, que según se conoció en la sesión de la Asamblea, en el año 2019 destinó más de tres mil 400 millones de pesos para la compra de esos renglones.

Como señaló el mandatario de la mayor de las Antillas, es necesario diseñar soluciones, destrabar procesos, hacer más simples y transparentes los procedimientos administrativos y fomentar el vínculo productivo entre los sectores estatal y no estatal.

También es preciso disminuir paulatinamente el déficit fiscal, que el pasado año alcanzó los seis mil 435 millones de pesos, inferior al estimado y al del año precedente, pero insuficiente para la gestión sostenible del endeudamiento público que se requiere,según comentó a los diputados el vice primer ministro, Alejandro Gil.

Otro aspecto que se abordó con profundidad durante el desarrollo del periodo ordinario de la Asamblea Nacional es la necesidad de generar ingresos, cuyo monto en 2019 fue de 59 mil 546 millones de pesos (ingresos brutos), por debajo de lo previsto, fundamentalmente debido al incumplimiento de la circulación mercantil minorista.

Sin ingresos resulta imposible sostener el presupuesto de cualquier país, pero sobre todo uno con las características del cubano, eminentemente social, que concentra sus recursos en el respaldo a los programas de desarrollo social y los servicios básicos a la población.

El incremento salarial al sector presupuestado y las pensiones de la seguridad social, valorado en cuatro mil 198 millones de pesos; y el hecho de que se dedicaran al sector educacional, la salud pública y asistencia social más de 20 mil 400 millones de pesos, son datos que ilustran el por qué debe convertirse en premisa de trabajo evitar subsidios al sector empresarial.

A ello deben contribuir las acciones de la estrategia nacional que se implementa, si se aplica adecuadamente, pero sobre todo si cada quien pone el empeño necesario, defendieron durante el debate.

El 2020 ha sido un año complejo, con paralizaciones de la economía global y nacional, cuyo impacto se observará en los resultados de las entidades al concluir el periodo.

No obstante, como refirió ante el Parlamento la ministra de Finanzas y Precios, Deisy Bolaños, hay que seguir trabajando para que todas las empresas crezcan en el aporte de utilidades (787 disminuyeron en 2019) y por llevar a cero las que registran pérdidas (88 el pasado año), pues sobre ese sector descansa fundamentalmente la creación de riquezas de la nación.

El bloqueo estadounidense persistirá, porque tiene el empeño deliberado de ‘asfixiar la economía, crear descontento y desesperanza en la población y culpar de todas las dificultades a la supuesta ineficiencia del modelo económico cubano’, como expresó Díaz-Canel.

Así lo ha demostrado en casi seis décadas de aplicación para destruir al sistema social cubano, con daños al país por 144 mil 413,4 millones de dólares, a precios corrientes.

El escenario, entonces, no parece transformarse a favor de Cuba, de ahí la vigencia de aplicar el principio de emanciparse con sus propios esfuerzos.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: