Unos doscientos ciudadanos sirios consiguen escapar del campamento de Rukban

Noticias populares

Aparece una de las mayores fosas comunes de republicanos asesinados por los franquistas

El cementerio del Carmen de Valladolid se confirma como uno de los lugares donde se encuentra una de las...

Un tribunal portugués levanta el confinamiento porque las pruebas PCR no son fiables

El Tribunal portugués de Apelación ha ordenado levantar el confinamiento porque las pruebas PCR no son fiables. Es ilegal...

Unos doscientos refugiados Sirios, pudieron salir del campamento de refugiados Rukban ubicado en la zona de Al-Tanf. Este territorio está controlado ilegalmente por tropas estadounidenses y grupos armados de oposición bajo su control.

 

La situación en Rukban está próxima a una crisis humanitaria. Hay escasez de alimentos, agua potable y atención médica. Los defensores de los derechos humanos que buscan ayudar a los refugiados prácticamente no pueden ingresar.

El Centro Ruso para la Reconciliación de las Partes en Guerra y el Retorno de los Refugiados, junto con las autoridades sirias, ha estado trabajando durante dos años para garantizar que todos los ciudadanos sirios regresen a sus hogares y poder cerrar los campamentos de refugiados. El lado estadounidense obstaculiza este proceso.

Pero en 2019, los primeros refugiados abandonaron el campamento y ahora, gracias a los esfuerzos de la sede de coordinación interinstitucional ruso-siria, doscientas personas más han encontrado la libertad.

Los vehículos fueron procesados ​​cuidadosamente en el puesto de control de Jleb. Luego, los médicos examinaron a la gente. Luego se involucraron funcionarios del gobierno. Recopilaron listas para ayudar a los refugiados a recuperar los documentos perdidos.

«Vivía con siete niños en una pequeña tienda, lo que no me salvó del calor, el frío ni la lluvia. Con poca comida y agua potable, todo estaba muy mal. Vivíamos en muy malas condiciones. Nuestra comida principal era el pan plano”, dijo la refugiada Selma Moroweh.

Los refugiados recibieron paquetes de alimentos del ejército ruso y los médicos proporcionaron los medicamentos necesarios.

“En el campamento de Rukban, no tuvimos ningún tipo de atención médica. Sin médicos, sin medicamentos. La tasa de mortalidad era muy alta, la gente murió incluso por enfermedades no mortales”, dijo el refugiado Entesar Eljasim.

Una prueba clara es el cementerio en las afueras de Rukban, que se puede ver claramente en las imágenes de satélite. La gente estaría feliz de irse de allí, pero de hecho el campo de refugiados se ha convertido en un campo de concentración.

“Habíamos querido regresar durante mucho tiempo, pero los militares nos intimidaron, dijeron que en cuanto nos fuéramos nos arrestarían y torturarían. Pero hoy estábamos convencidos de que todo era mentira”, dijo Abdullah Faraj, un refugiado de Deir ez-Zor.

Para muchos, un centro de alojamiento temporal en Damasco se convertirá en un lugar donde no dormirán en tiendas de campaña, sino en camas con sábanas limpias y con buenas condiciones higiénicas.

Fuente

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: