Encuentran un ‘gemelo perdido’ de la Luna escondido detrás de Marte

Noticias populares

Aparece una de las mayores fosas comunes de republicanos asesinados por los franquistas

El cementerio del Carmen de Valladolid se confirma como uno de los lugares donde se encuentra una de las...

Un tribunal portugués levanta el confinamiento porque las pruebas PCR no son fiables

El Tribunal portugués de Apelación ha ordenado levantar el confinamiento porque las pruebas PCR no son fiables. Es ilegal...

¿Golpe de mano contra Erdogan?

Erdogan tendría como objetivo inequívoco la implementación del Estado Islamista-Erdoganista en el 2016, lo que supondría el finiquito del...

El satélite natural de la Tierra podría tener un ‘gemelo’ perdido hace miles de millones de años. Un equipo de astrofísicos descubrió que uno de los asteroides marcianos tiene una composición química muy similar a la de la Luna.

Se trata del (101429) 1998 VF31, un pequeño asteroide descubierto en noviembre de 1998. Forma parte de los denominados asteroides troyanos y orbita 60º por detrás de Marte, en el punto Lagrangiano del planeta rojo.

Durante un reciente estudio, un equipo internacional de astrofísicos utilizó el espectrógrafo X-SHOOTER y el Very Large Telescope del Observatorio Europeo Austral. Al analizar la manera en la que la luz solar se refleja en el 101429 y los otros asteroides troyanos marcianos, los investigadores llegaron a la conclusión de que el misterioso asteroide tenía un espectro muy similar al de las partes rocosas de la Luna como las montañas o el interior de los cráteres.

Los autores del estudio sugieren que el misterioso asteroide podría ser un «fragmento de la corteza sólida original de la Luna». Pero ¿cómo pudo haber terminado en la órbita de Marte?

El astrofísico irlandés Apostolos Christou explicó que «el Sistema Solar primitivo era muy diferente del lugar que vemos hoy». Subrayó que los espacios entre los planetas estaban llenos de debris, mientras que las colisiones eran muy comunes en ese entonces.

«Los grandes asteroides, o planetesimales, golpeaban constantemente la Luna y otros planetas. Un fragmento pudo haber alcanzado la órbita de Marte cuando el planeta aún se estaba formando, y luego fue atrapado por las nubes troyanas», indicó Christou.

Según otras hipótesis, podría haber sido un fragmento de Marte o un asteroide común y corriente deformado por la radiación solar. Los investigadores afirman que todavía se necesitan más estudios para poder comparar el espectro del 101429 con los de Marte y la Luna a través de un espectrógrafo más potente.

Sputnik

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: