Los documentos internos de Amazon: «El artículo es de un periodista crítico y muy próximo a los sindicatos»

Los almacenes españoles de Amazon son objeto de vigilancia, igual que los de Francia, Reino Unido, Italia, Alemania, Polonia, Austria, la República Checa y Eslovaquia.

Noticias populares

Ángeles Maestro: “Las vacunas fiables son la cubana, la rusa y la china”

Lo que quiero decir en relación a las vacunas, con la pandemia del coronavirus, lo hago desde posiciones profesionales...

Biden pone a un criminal de guerra al frente del Pentágono

Biden ha nombrado Secretario de Defensa al general Lloyd Austin. Será el primer negro en ponerse al frente del...

El gran salto adelante: Al crear la red de Internet más rápida y avanzada del mundo, China reclama la supremacía sobre Estados Unidos

China logró la «supremacía cuántica» con el desarrollo de su computadora cuántica Jiuzhang, que el mes pasado superó al...

Una nota de la multinacional analiza una protesta prevista para el Black Friday de 2019 en Madrid: «Somos conscientes de que situaciones violentas con manifestantes/sindicatos podrían terminar como foto de portada en cualquier periódico español. Nos mantendremos atentos».

Un documento interno de la multinacional de comercio electrónico Amazon estableció en noviembre de 2019 los posibles escenarios de riesgo que planteaba una protesta de sus trabajadores en Madrid a partir de la publicación de un artículo periodístico. En la nota, a la que ha tenido acceso elDiario.es, se lee que «el artículo está escrito por Jesús Martínez, un periodista habitualmente crítico y muy próximo a los sindicatos».

En realidad se trata de una noticia de La Información sobre las intenciones de las centrales sindicales con la protesta que tendrá lugar frente al pop-up de la Plaza del Callao, en Madrid, coincidiendo con el Black Friday del 29 de noviembre de 2019. En el artículo se contextualiza la movilización en el conflicto que empresa y trabajadores mantienen desde hace meses y que había llegado a los tribunales. Los sindicatos se manifiestan porque la dirección de Amazon vinculó las condiciones de trabajo de los más de 2.000 empleados al convenio sectorial de Madrid y eso provocaba, a juicio de las centrales, un empeoramiento de las condiciones laborales.

Pese a ello, el documento interno de Amazon concluye: «El artículo está escrito en un tono negativo y difunde el mensaje de los sindicatos de que se tenga en cuenta de que esto no es una huelga sino una protesta en BF (Black Friday) como ya se celebró también en el pop-up del año pasado». El pop-up es un espacio itinerante con el que la empresa de comercio electrónico intenta atraer clientes con novedades de productos y actividades de entretenimiento tales como actuaciones musicales.

El documento interno de Amazon llegó a la agencia de detectives Castor & Polux, propiedad de Julián Peribañez. Como publicó elDiario.es este martes, la agencia de detectives con sede en Barcelona había sido subcontratada por Pinkerton, la compañía de seguridad con la que trabaja Amazon a nivel mundial. Consultado por el encargo de Amazon, Julián Peribañez rechazó hacer comentarios por «cuestiones de confidencialidad» con sus clientes. En el encargo para espiar una huelga del 30 de octubre de 2019 en Barcelona, Castor & Polux contó con la colaboración de Antonio Giménez Raso, el hombre de Villarejo en Catalunya.

Tras el análisis de la publicación periodística sobre la protesta en Madrid, los responsables de Amazon analizan los «posibles escenarios» que contemplan para la la misma y concluyen: «Somos conscientes de que situaciones violentas con manifestantes/sindicatos podrían terminar como foto de portada en cualquier periódico español». «Nos mantendremos atentos si detectamos algún impacto en los medios o redes sociales», añaden.

En el mismo documento, Amazon asegura que su «máxima prioridad será garantizar el bienestar/seguridad de los visitantes al ‘Pop-up #amazonCaja y prestar todo el apoyo al staff/Amazonians». A continuación se reparten tareas entre los distintos departamentos. Al de legal, por ejemplo, se le pide que compruebe que la concentración de los sindicatos UGT y CGT es «legal» para saber si la policía estará presente y vigilará «posibles incidentes». También se pide internamente conocer si puede establecerse un «enlace» con la Policía para establecer un protocolo frente a posibles «conductas violentas» y «reaccionar coordinadamente». La multinacional de comercio electrónico ha declinado hacer comentarios sobre esta información.

Espionaje a nivel internacional

Según los documentos obtenidos por el medio estadounidense Motherboard, Amazon infiltró espías en noviembre de 2019 en un almacén de Polonia para investigar un posible fraude en la contratación de trabajadores. La multinacional dirigida por Jeff Bezos confirmó que trabaja con Pinkerton, pero negó que lo hiciera para vigilar a sus empleados.

Los almacenes españoles son objeto de vigilancia, igual que los de Francia, Reino Unido, Italia, Alemania, Polonia, Austria, la República Checa y Eslovaquia. El centro analiza los «riesgos de seguridad» dividiéndolos en varias categorías. Por un lado están las de delitos, extremismo y terrorismo; por otro, las de «ambiente operativo». Esta última categoría incluye la presencia de sindicatos, protestas y manifestaciones en los lugares donde Amazon tiene o prevé tener presencia.

Fuente: El diario

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: