Soy un milagro de la medicina cubana

La metodología empleada para la recuperación de la paciente Yaquelín Collado partió del Ensayo Clínico Tratamiento de lesiones pulmonares con células madre autólogas en pacientes recuperados de la COVID-19

Noticias populares

¿Golpe de mano contra Erdogan?

Erdogan tendría como objetivo inequívoco la implementación del Estado Islamista-Erdoganista en el 2016, lo que supondría el finiquito del...

Pfizer y AstraZeneca consuman una de las mayores estafas a la Unión Europea a cuenta de las vacunas

Según el Wall Street Journal, la UE esperaba que estuvieran listas 100 millones de dosis de la vacuna durante...

La Yaquelín que tengo ante mis ojos, aumentada de peso, bonita y risueña, en nada se parece a aquella mujer que, durante 59 días, se debatió entre la vida y la muerte en el Hospital Manuel Fajardo, de Santa Clara.

Seis meses después de haber egresado de la prestigiosa institución, ella muestra una impresionante recuperación de los efectos de la COVID-19 que sorprende a expertos, familiares y amigos, quienes no conciben que en tan breve tiempo la enfermera de Caibarién, como todos la conocen, muestre ese estado tan favorable.

«Lo mío no es casualidad, yo soy un milagro de la medicina cubana», nos dice Yaquelín Collado, quien recuerda con dolor aquellos días aciagos, en que pocos creían en su supervivencia, excepto el equipo médico que la atendió, que no escatimó recursos ni esfuerzos para salvarle la vida.

«Fueron 37 días de permanencia en terapia intensiva, en estado crítico o de gravedad. Allí sufrí tres paros cardíacos, neumonía nosocomial y otras complicaciones, las cuales me obligaron a estar acoplada a un ventilador mecánico durante 30 días, en los que estuve más cerca de la muerte que de la vida», nos dice mientras seca las lágrimas que corren por sus mejillas al recordar aquel trance tan difícil.

«Hubo momentos muy duros, como cuando escuché decir a los doctores que me trataban que ya se había hecho casi todo lo que estaba a su alcance para salvarme. Entonces pensé en mis hijos y en mi familia, de los que no tendría la posibilidad de despedirme», cuenta la enfermera,
quien aquel día fue objeto de un proceder aplicado por primera vez en Cuba, y tal vez en el mundo, a un paciente portador del nuevo coronavirus: el tratamiento trombolítico con estreptoquinasa, el que a la postre contribuyó de manera decisiva a cambiar el curso de los acontecimientos.

«Fue una idea del doctor Armando Caballero López, avezado intensivista cubano, quien junto al coronel, doctor Jorge Eduardo Berrio, director del hospital, coordinaban todo lo que se hacía conmigo», refiere Yaquelín Collado, quien no duda en afirmar que ellos, y todos los que tuvieron que ver con su tratamiento, convirtieron la batalla por devolverle la vida en una cuestión de honor.

La otra guerra de Yaquelín

El 22 de mayo de 2020 marcó el fin de su estadía hospitalaria y el inicio de otra etapa también importante en su vida, la de la recuperación, periodo en el que ha contado con el apoyo de la familia, de las instituciones de salud del territorio y del Estado, que en las personas del Presidente cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y del ministro de Salud, José Angel Portal Miranda, la llaman con frecuencia para interesarse por su evolución.

«Si te digo la verdad, salí destruida del hospital. La enfermedad me afectó mucho físicamente; perdí 31 kilogramos de peso, y prácticamente no podía ni moverme, a lo cual se sumaba la falta de apetito, el no sentir olor, ni sabor y el hecho de que apenas dormía, porque todo lo que venía a mi cabeza eran cosas malas».

Fue así como inició las sesiones de ejercicios para el fortalecimiento de los músculos, con su hermano Enrique, quien tiene muchos años de experiencia en esa labor. «Cuando él inicia la fisioterapia ya no soy su hermana, sino la paciente Yaquelín», reconoce esta mujer que, a sus 53 años, muestra síntomas evidentes de recuperación.

Otro paso significativo en su rehabilitación ocurrió el pasado 29 de julio, cuando se realizó por vez primera fuera de la capital del país el tratamiento con células madre, a partir de ser una paciente que presentaba lesiones pulmonares posCOVID-19.

El proceder fue ejecutado por un equipo multidisciplinario, perteneciente al Servicio Científico-Técnico de Medicina Regenerativa de la Unidad de Investigaciones Biomédicas de la Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara, dirigidos por el MSc. Dr. Manuel Antonio Arce González, en coordinación con el Equipo de Investigadores del Instituto de Hematología e Inmunología de La Habana.

La metodología empleada partió del Ensayo Clínico Tratamiento de lesiones pulmonares con células madre autólogas en pacientes recuperados de la COVID-19, que gerencia la doctora Consuelo Macías Abraham, junto a profesionales de otras instituciones del país como el Centro de Inmunología Molecular y el Instituto de Oncología y Radiobiología.

Según la enfermera de Caibarién, el proceder aplicado la ha beneficiado mucho en sus funciones respiratorias, que se vieron muy afectadas a causa de la fibrosis pulmonar que padece, lo cual no le permitía casi caminar ni realizar actividades físicas.

«Ahora, aunque continúo la rehabilitación y asisto a las consultas de ozonoterapia y neurología, ya no dependo del oxígeno para vivir. Además, puedo realizar los quehaceres hogareños, ayudo a cuidar mis nietos y hasta visito a mis hijos», refiere Yaquelín Collado, quien desea felicitar hoy a todo el personal de la salud en el Día de la Medicina Latinoamericana.

A ellos les reconoce que «detrás de esta mujer a salvo, están las horas de muchas personas sin dormir; los días enteros cubiertos con la ropa que los protegía y los hacía sudar, las marcas en el rostro, la osadía de los jóvenes que hicieron de la suya su propia guerra, y los desvelos de la dirección del país. Están también los que, con o sin miedo al contagio, estuvieron junto a mí, al riesgo de su propia vida. Que yo esté viva es su mayor recompensa». F.P.C.)

Fuente: granma.cu

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: