Los hechos hablan más que las palabras

Noticias populares

Ángeles Maestro: “Las vacunas fiables son la cubana, la rusa y la china”

Lo que quiero decir en relación a las vacunas, con la pandemia del coronavirus, lo hago desde posiciones profesionales...

Biden pone a un criminal de guerra al frente del Pentágono

Biden ha nombrado Secretario de Defensa al general Lloyd Austin. Será el primer negro en ponerse al frente del...

El gran salto adelante: Al crear la red de Internet más rápida y avanzada del mundo, China reclama la supremacía sobre Estados Unidos

China logró la «supremacía cuántica» con el desarrollo de su computadora cuántica Jiuzhang, que el mes pasado superó al...

Beijing, 31/12/2020 (El Pueblo en Línea) – El año 2020 llega a su fin con muchas dificultades que estámos intentando superar.

Personas de buen corazón en todo el mundo están observando y trabajando duro, esperando poder ver la “luz al final del túnel” lo antes posible en 2021. Todos creemos sinceramente que las personas justas y valientes ganarán la victoria final en la lucha contra la epidemia de COVID-19.

La práctica es el único criterio para probar la verdad. Echando una mirada retrospectiva hacia el 2020, las personas comprenderán mejor que solo siendo fieles a los hechos podrán conocer y respetar la verdad.

La lección de la epidemia refleja las deficiencias del actual sistema de gobernanza global. Algunos académicos los han clasificado como cinco grandes problemas: pérdida de control de la epidemia, estancamiento económico, errores políticos, falta de los estándares o normas de democracia y desorden de gobernabilidad.

Cabe señalar que no importa lo peligroso que sea el virus y lo complicada que sea la situación internacional, la humanidad no puede perder su pilar fundamental, y mucho menos abandonar la línea de fondo de la civilización.

La humanidad vive en una aldea global que está interconectada y donde compartimos lo bueno y lo malo. Los países están estrechamente conectados y la humanidad comparte un destino común, sin “excepciones”. “Ningún país puede buscar beneficios de las dificultades de otros países y obtener estabilidad de las turbulencias de otros países”. Este es un hecho que nadie puede cambiar.

Todas las lecciones y experiencias de la humanidad en los grandes desastres pasados muestran que solo el poder de la justicia puede dar esperanza al mundo. Solo cuando la ambición, la determinación, la confianza y el amor de la humanidad ofrezcan suficiente energía positiva para que la gente se ayude y se cuide mutuamente en la aldea global, la humanidad podrá salir del momento más oscuro de la mano.

En la actualidad, frente a la crisis de salud pública mundial y la grave recesión económica causada por esta, es más importante que nada que la humanidad utilice su arma más poderosa, es decir, la solidaridad y la cooperación. “El mundo es un lugar para todos los pueblos. Las dificultades y desafíos a los que se enfrenta el mundo requieren que personas de todos los países trabajen juntos. El desarrollo pacífico y la cooperación de beneficio mutuo es el camino correcto en el mundo”, dijo el presidente chino, Xi Jinping, durante un discurso que pronunció en la reunión para conmemorar el 70º aniversario de la entrada del ejército de Voluntarios del Pueblo Chino (VPCh) en la República Democrática Popular de Corea (RPDC) en la Guerra de Resistencia contra la Agresión de Estados Unidos y Ayuda a Corea (1950-1953).

La epidemia de COVID-19 es la pandemia de una enfermedad infecciosa más grave del mundo en un siglo y ha producido una variación brutal en el mundo actual. El impacto de esta variación sigue intensificándose. Algunos países se enfrentan a la amenaza de una segunda ola de la epidemia. Hay un largo camino por recorrer para combatir la epidemia, estabilizar la economía y proteger los medios de vida de las personas, lo cual traerá muchos desafíos y tareas para los líderes de varios países y sus capacidades de gobernanza.

El mundo se pregunta lo siguiente: ¿Por qué China se ha visto menos afectada después de una grave epidemia? La clave para la lucha exitosa de China contra la epidemia consiste en la unificación orgánica de acciones poderosas y el pensamiento correcto. Al observar los pensamientos y acciones de China, el mundo puede entender claramente qué significa “lo más preciado es el pueblo”, qué significa “la gente que comparte la misma voluntad gana” y qué significa “la gente unida es más fuerte”.

El Partido Comunista de China y el gobierno chino se adhieren primero a la supremacía de la vida del pueblo, y siempre anteponen la seguridad y la salud física de las personas. El extraordinario juicio, el poder de decisión y la capacidad de actuar de China demuestran sus profundos sentimientos hacia la familia, la nación y el mundo, y contiene un sólido sentido de comunidad de futuro común para la nación china. Este es también el trasfondo cultural para que la nación china se ayude mutuamente.

La buena situación actual de China se ve recompensada con la responsabilidad y dedicación del pueblo chino. El espíritu chino, el poder chino y la responsabilidad china extraordinarios interpretan vívidamente la tendencia del camino correcto de la humanidad, demuestran el valor supremo de la unidad y la cooperación, y explican lo que está en el lado correcto de la historia.

“La razón por la que una nación es grandiosa radica en que nunca se rinde, no se empequeñece, no se detiene ante las dificultades y los riesgos, y se esfuerza por su propio futuro y destino con perseverancia”. La práctica de China ha demostrado al mundo que siempre que uno mantenga la concentración, vaya por el camino correcto y se centre en hacer bien sus propios asuntos, seguramente podrá superar todas las dificultades y obstáculos, y podrá seguir convirtiendo las crisis en oportunidades e incluso renacer.

“La verdad es la culminación de la existencia, la justicia es la aplicación de la verdad en la práctica”. China defiende firmemente el concepto de una comunidad de destino común para la humanidad, que echa raíses en el corazón, se mantiene en las palabras, se practica con los hechos y se obtienen resultados, demostrando la responsabilidad histórica de un gran país responsable y llevando confianza y esperanza al mundo.

“El desarrollo de la historia mundial nos dice que nunca ha habido un camino sencillo hacia el progreso de la civilización humana. La humanidad está avanzando en la lucha contra las dificultades”, dijo el presidente Xi Jinping en un discurso que pronunció en la ceremonia de apertura de la Conferencia Anual 2017 del Foro Económico Mundial, en una intervención titulada “Asumir la responsabilidad de los tiempos y promover el desarrollo global”, que todavía está fresca en la memoria de todos. Este famoso discurso fue aclamado por gente de todo el mundo como “sol de invierno” y ha tenido un gran impacto y alcance. Después de casi cuatro años, el carisma permanece, que es de una relevancia extremadamente importante para que la comunidad internacional actual trabaje en conjunto para superar el desafío de la epidemia y revertir la tendencia de la recesión económica mundial.

Todos los países deben defender el concepto de una comunidad de futuro común para la humanidad, elegir con firmeza el camino soleado de la unidad y la cooperación, y superar el desafío de la epidemia con la confianza y la acción.

La historia la crean los valientes, y el mundo en la era posterior a la epidemia eventualmente llevará al fénix a resurgir de las cenizas.

El oro auténtico no teme al fuego, los hechos hablan más que las palabras y el tiempo lo prueba todo.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: