La vacuna rusa Sputnik V se encuentra entre las tres primeras con mayor efectividad en el mundo

Publicado:

Noticias populares

La Paz, 3 de ene (ABI).- Tres farmacéuticas en el mundo, entre ellas el Instituto de Investigación Gamaleya de Rusia que produce la vacuna Sputnik V, tomaron la delantera en una carrera para producir vacunas efectivas contra el COVID-19.

Una investigación periodística del The New York Times señala que a la fecha los investigadores prueban activamente al menos 85 vacunas preclínicas en animales, 64 realizan ensayos clínicos en humanos y 19 han llegado a las etapas finales de prueba.

Una vacuna, antes de ser aprobada por organismos internacionales, pasa por una prueba clínica en el que se prueba en células y luego se la administran a animales como ratones o monos.

En la fase 1, la vacuna se administra a un pequeño número de personas para probar su seguridad y confirmar que estimula el sistema inmunológico. En la fase 2, se vacuna a cientos de personas divididas en grupos, como niños y ancianos, para ver si actúa de manera diferente en ellos. En la fase 3, se inocula a miles de personas y esperan ver cuántas se infectan, en comparación con los voluntarios que recibieron un placebo.

Estos ensayos pueden determinar si la vacuna protege contra el coronavirus, midiendo lo que se conoce como tasa de eficacia. Los ensayos de fase 3 también son lo suficientemente grandes como para revelar evidencia de efectos secundarios relativamente raros.

Tres laboratorios pasaron por las tres fases, entre ellos la vacuna producida por Pfizer y BioNTech, cuyo nombre es Comirnaty, tozinameran o BT162b2 que demostró una eficiencia del 95%. Se aplica en dos dosis, con tres semanas de diferencia y la inyección es muscular.

La segunda vacuna es producida por la empresa Moderna con sede en Boston, cuyo nombre es ARNm-1273. La eficacia es del 94,5%, se aplica en dos dosis, con cuatro semanas de diferencia a través de una inyección muscular.

La tercera vacuna fue desarrollada por el Instituto de Investigación Gamaleya, que forma parte del Ministerio de Salud de Rusia, que ha creado la vacuna Sputnik V, cuya eficacia es del 91,4%. Se aplica dos dosis con tres semanas de diferencia a través de una inyección muscular. El antídoto se probó con voluntarios en Bielorrusia, Emiratos Árabes Unidos y Venezuela.

Rusia acordó la venta de su vacuna a Brasil, India, México, Argentina y Bolivia.

El pasado miércoles, el Gobierno boliviano firmó un contrato con Rusia para la adquisición de 5,2 millones de dosis de la vacuna Sputnik V contra el COVID-19.

Fuente: abi.bo

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias