Siria rechaza y condena decisión de EE.UU de incluir a Cuba en la lista de patrocinadores del terrorismo

Publicado:

Noticias populares

Damasco, SANA.— La República Árabe Siria condenó enérgicamente la injusta decisión de Estados Unidos de incluir nuevamente a la República de Cuba en la lista estadounidense de Estados patrocinadores del terrorismo.

“El enfoque estadounidense de imponer sanciones a países que no están de acuerdo con su política y defienden su soberanía y dignidad nacional, está condenado al fracaso ante la voluntad de los pueblos libres y solo conducirá a una escalada de tensión en el escenario internacional”, afirmó el Ministerio de Exteriores y Expatriados en una declaración emitida hoy.

Agregó que “la República Árabe Siria ratifica su plena solidaridad con el liderazgo y el pueblo de la amiga República de Cuba, y confía en que la Revolución Cubana, que ha resistido el injusto bloqueo estadounidense durante más de medio siglo, es capaz de enfrentar y frustrar la decisión del régimen estadounidense, que ha demostrado más de una vez que patrocina el terrorismo y lo apoya al servicio de sus agendas políticas, y alega su preocupación por los intereses y derechos de los pueblos.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Árabe Siria, reafirmó que “el tiempo de considerar algunos países como patio trasero de la Casa Blanca, ya pasó a la historia y no volverá jamás”.

Fuente: SANA

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Ante la crisis, otro frente nacional

Gracias al Paro Nacional el régimen retrocedió en su pretensión de seguir echando la crisis en hombros de las capas medias y de los empobrecidos, en su terco intento descargó lo más cruel de su represión contra los manifestantes hasta dejar en el suelo el prestigio de sus Fuerzas Armadas.