Destacan contribución de Celia Sánchez a la educación cubana

La determinación de las áreas y contextos de desempeño de Celia Sánchez, relacionados con las ideas para el mejoramiento de la educación revolucionaria y el sistema de relaciones socioeducativas destacan entre las novedades de la investigación

15

Susana Antón.— Las contribuciones socioeducativas de Celia Sánchez Manduley a la educación cubana entre 1950 y 1979 fueron presentadas como parte de las actividades en homenaje al centenario de su natalicio, y al conmemorarse el aniversario 41 de su desaparición física.

En la Oficina de Asuntos Históricos de la República de Cuba, la licenciada Eugenia Palomares Ferrales, autora de la investigación, resaltó que dentro de las problemáticas presentadas resultan insuficientes las memorias escritas que reflejen la periodización y cronología de las etapas en que vivió, se formó y se desarrolló Celia, y su protagonismo en favor de la educación cubana.

Para ello se caracterizó el contexto sociohistórico, las tendencias de los educadores sociales de la época, se determinaron los criterios de análisis electivos que permitieron la formación de una concepción socioeducativa en la heroína, destacando entre ellos los maestros primarios y la formación de su padre, el Dr. Sánchez.

Palomares Ferrales estableció hitos a partir de la cronología de vida, y elaboró la periodización de las contribuciones socioeducativas.

– 1950-1964. Transformación del desarrollo socioeducativo desde la instrucción y la educación de las masas humildes, con la cooperación internacional. Este período fue dividido en tres etapas de estudio.

– 1965-1975. Construcción de una concepción formativa desde la educación ambiental, artística y vocacional en estrecha relación con el patrimonio histórico de la Revolución.

– 1976-1979. Cambio significativo para materializar la educación del ocio y el tiempo libre de los ciudadanos, como expresión de la cultura general integral.

Asimismo, la investigadora sustenta que las contribuciones socioeducativas de Celia están contextualizadas mayormente en tres períodos, donde amplió el campo de su labor socioeducativa al idear y ejecutar la construcción de edificaciones educativas y recreativas, donde justificó la significación y trascendencia a la educación actual.

La determinación de las áreas y contextos de desempeño de Celia Sánchez, relacionados con las ideas para el mejoramiento de la educación revolucionaria; el sistema de relaciones socioeducativas, así como los puntos de vista para el fortalecimiento de los valores y convicciones para salvar el patrimonio histórico de la Revolución en favor de la educación, destacan entre las novedades de la investigación.

La extensión del programa educativo, concebido en principio para los educandos cubanos y que se fue abriendo escalonadamente hasta rebasar las fronteras nacionales en la década de los 60 del pasado siglo, ha ido creciendo hasta el momento actual y proyectado hacia el futuro.

La autora instó a investigar sobre la labor de Celia Sánchez Manduley en la atención a la niñez, la juventud, los derechos de la mujer, entre otras áreas que sirvan para enriquecer el conocimiento sobre esta figura y contribuir a la formación de la nueva generación.

En la presentación se encontraban presentes, entre otros, la general de brigada Delsa Esther Pueblas Viltres (Teté); Eugenio Suárez, Director de la Oficina de Asuntos Históricos; miembros de la Asociación de Pedagogos de Cuba, combatientes, familiares y compañeros de trabajo de Celia Sánchez.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.