Europa “lamenta” la retirada de Rusia del Tratado de Cielos Abiertos

Publicado:

Noticias populares

Activos soberanos como garantía de compra: las insólitas exigencias que Pfizer habría puesto a los Gobiernos de América Latina para venderles vacunas

La farmacéutica estadounidense habría pedido eximirse de responsabilidades ante posibles resultados adversos en el uso de los fármacos, según una investigación periodística realizada por The Bureau of Investigative Journalism y Ojo Público.

Los inmunizados con la vacuna Sputnik V pueden ser donantes de anticuerpos

Las personas vacunadas con la Sputnik V pueden ser donantes de anticuerpos contra el coronavirus, declaró este viernes Alexandr...

Los abusos de poder de la policía española

Los abusos de poder policiales no son una realidad ajena a España, de hecho, son más habituales de lo que popularmente se cree.

El Reino Unido, Noruega, Francia y Suiza han expresado su pesar por la decisión de Moscú de retirarse del Tratado de Cielos Abiertos. Durante 28 años, el acuerdo brindó a los países de la OTAN la oportunidad de recopilar legalmente inteligencia sobre la infraestructura militar de Rusia y Rusia pudo hacer lo mismo. Moscú hizo todo lo posible por preservar el tratado incluso después de la salida de Washington, pero el colectivo de Occidente no escuchó sus iniciativas, escribe Nezavisimaya Gazeta.

La administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se mostró reacia a comprometerse con los acuerdos internacionales. En particular, el Tratado Sobre la Eliminación de Misiles de Mediano y Corto Alcance (INF) fue un obstáculo ya que no permitía a los estadounidenses desplegar armas de asalto en Polonia y Rumania, aparte de los misiles interceptores. En una situación en la que ya no existían ni el Tratado INF ni el Tratado de Misiles Anti-Balísticos, el Tratado de Cielos Abiertos era el único obstáculo que impedía a Washington implementar sus planes para trasladar las defensas nacionales de misiles más allá del territorio estadounidense.

Según el director del Centro de Análisis de Estrategias y Tecnologías, Ruslan Pukhov, de hecho, el Tratado de Cielos Abiertos no fue particularmente relevante en la década de 1990. Permitió a los países firmantes supervisar legalmente las actividades militares en el territorio de los demás.

«En la década del 2000, con mayores capacidades técnicas, el tratado se convirtió en gran medida en una herramienta para mejorar la confianza mutua. Hoy, Rusia y el colectivo de Occidente parecen incapaces de mantener el diálogo y el acuerdo ya no tiene sentido. Además, existen sistemas de monitoreo espacial que hacen posible obtener más información sin coordinar el movimiento de los satélites en varias instalaciones con sus oponentes», señaló Pukhov.

El experto señaló que el proceso de retirada podría tardar hasta siete meses. Sin embargo, hay pocas esperanzas de que la situación se revierta durante ese tiempo porque la administración entrante de Biden no planea volver al acuerdo.

Fuente

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: