Israel, el perro de presa de los yanquis vuelve a atacar

Publicado:

Noticias populares

En menos de tres semanas 4 bombardeos, 2 en lo que va del 2021 y al menos 57 muertos en el último ataque, son parte de las cifras que dejan las acciones militares ordenadas desde la Casa Blanca al Estado de Israel, quien se ha ensañado contra el pueblo y el territorio sirio, con la disculpa de estar golpeando objetivos iraníes.

Desde que estalló la guerra en 2011, las cifras oficiales reportan más de 390 mil muertos y millones de refugiados sirios, un país devastado por la disputa interimperialista, sobre todo yanqui-rusa, que lo ha convertido en una fosa común para muchos, y en campo de concentración para millones de seres humanos que están soportando las desgracias de este asqueroso sistema basado en el poder de la ganancia, un sistema donde los poderosos se disputan cada milímetro de territorio, cada gota de sudor del trabajo del pueblo, y cada fuente de ganancia que provee el planeta.

La guerra ya lleva 10 dolorosos años desde que los gringos y sus secuaces decidieron que Siria debería dejar de ser parte del círculo de poder del imperialismo ruso y pasar a hacer parte de las bases militares y fuentes de poder económico de otros imperialistas, entre ellos, claro está, de los Estados Unidos y algunos aliados europeos en esta carnicería.

El Estado de Israel es una fuerza de ataque mortífero creado por los yanquis a mediados del siglo XX, esa fue la condición para que se creara este Estado aprovechándose de la dolorosa situación en que quedó el pueblo judío luego de la guerra de exterminio del tristemente célebre genocidio nazi. Desde su surgimiento, los gringos tomaron el control hegemónico de este nuevo Estado israelí, lo armaron para la guerra y desde entonces no ha cesado su accionar militar en la región. Por eso, lo que el Estado de Israel está haciendo hoy en territorio sirio, debe ser condenado de manera contundente, pues es en los hechos el accionar directo del imperialismo yanqui como parte de sus tropelías imperialistas.

La guerra siria hace parte de las guerras reaccionarias, los contendores principales están armados y financiados por algún poder imperialista y por ende no representan una alternativa revolucionaria para el pueblo sirio. Fuera Yanquis y su perro de presa del territorio sirio es el grito que los pueblos del mundo deben levantar ante estas acciones asesinas del Estado de Israel, su actitud de gran gendarme y supuesto salvador es una burda y vulgar mentira que debe ser rechazada vehementemente por todos los revolucionarios, quienes se consideren honestamente demócratas y en general por todo el pueblo, las masas de Israel deben jugar un papel muy importante desarrollando un movimiento en contra de su propio gobierno y Estado, condenándolo como un servil asesino a sueldo del imperialismo yanqui.

La única salida revolucionaria a la guerra reaccionaria en Siria es que surja de las propias masas en ese país un movimiento en contra de la guerra reaccionaria y que logre convertirla en guerra revolucionaria, donde sea el pueblo el que tome las armas para barrer de su territorio, tanto a las fuerzas imperialistas yanquis y su perro de presa, como a los demás bloques imperialistas que intervienen; y por ahí derecho a sus aliados, como lo es el propio gobierno de Bashar Al-Asad fiel sirviente de los rusos. El pueblo sirio necesita con urgencia un poderoso Partido Comunista Revolucionario que dirija todo el poder de las masas y las encauce por el camino de la Guerra Popular, por el camino de la lucha por el poder armado de obreros y campesinos.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Ante la crisis, otro frente nacional

Gracias al Paro Nacional el régimen retrocedió en su pretensión de seguir echando la crisis en hombros de las capas medias y de los empobrecidos, en su terco intento descargó lo más cruel de su represión contra los manifestantes hasta dejar en el suelo el prestigio de sus Fuerzas Armadas.