Raúl Torres: Catorce razones para cantarle a 14 instantes de un febrero

Publicado:

Noticias populares

Sheyla Delgado Guerra Di Silvestrelli.— La espontaneidad y la inspiración le ganaron esta vez. Sin pensarlo mucho se lanzó al reto: 14 canciones para igual número de días de febrero: un regalo diario en nombre del amor y de quienes le confían a él la fe para reinventarse caminos y sueños.

“El día 1ro., sin más, se me ocurrió hacer una primera composición y llevar a cabo el proyecto de una canción cada día, hasta este 14 de febrero”, confiesa a Cubadebate el reconocido cantautor Raúl Torres.

“Fue algo que hice sin pensarlo mucho”, comparte. “Me han dado fuerza muchas circunstancias: la gente que me sigue, lo que está pasando con las canciones, los mensajes en el muro y por dentro de las redes también. Eso me ha incentivado a seguir realmente”.

Es un proyecto, “quizás, también de catarsis, pagando algún tipo de karma y haciendo canciones que disfruto mucho”.

Hacía tiempo que no componía así. Aunque a veces es muy difícil en estas condiciones inspirarse, creo que el amor merecía un espacio en mí, en un momento en que es tan necesario para todos”.

“Siempre quise hacer algún reto en las redes, pero algo que se adaptara y se pareciera a mí en la vida”. Y en ese sentido, el reto vino a dibujar búsquedas siempre sensatas, emociones compartidas e ineludibles reencuentros.

Catorce canciones con una sensibilidad que conectan emociones con almas, gentes con lugares, anhelos con proyectos. La poesía se abraza con la guitarra, como es hábito en Raúl y esperanza en quienes les siguen en sus aventuras musicales. Desde el día 1 hasta el 14 desanda las venas de temas diversos: A mí me falta, La virgen de Costa Verde, El ángel gruñón, Melodía Cañí, Danza de la ternura, Motivo de tus deseos y Mantra del 4, completan la primera semana del viaje.

Y ello para luego reemprenderlo Sobre un lecho lunar, bajo un techo de sol, o agradeciendo desde el abrazo colectivo con Otra de amor… a nuestros médicos. Encuentra a su paso Espíritus de todo, moléculas de nada, se detiene a las puertas de una pregunta el día 10: ¿Y que vuelva a amar?. Al siguiente se decide por Perfumes caros porque, después de todo, Las mujeres son… En la parada 13 se reserva las melodías todas para la Gratitud, lealtad y cierra este cruzada, guitarra en mano y redes de por medio, con un especial Anuncio.

Perfumes caros, el desafío del día 11, defiende estos versos:

Del jardín que teníamos a este
Cuantas tempestades han pasado
Nos han invadido flores del oeste
Y cuantas nuestras ya se han marchitado
Claro que la tierra es para toda especie
Que el vergel no ha de tener fronteras
Que los girasoles crecen dondequiera
Pero que pocas rosas mías
me he encontrado…
¡Cómo he de añorar olores raros
Si he desconocido mis propias fragancias
Cómo he de añorar perfumes caros
Si al amanecer mis rosas
exhalan con ansias
El aroma patrio más sagrado!

“Amé la compañía de ustedes, la espiritualidad y fuerza que me impregnaron. He salido renovado. (…) Ustedes también son canciones”, escribía este 14 de febrero Raúl, en su muro, a los seguidores.

Regalo desde el alma, desde donde solo saben brotarle las letras y las melodías siempre a este prestigioso exponente de la canción de autor en Cuba y fuera de ella. Porque hay canciones, como también poetas, que saben inventarle horizontes nuevos al amor, que se atreven a desafiarle los miedos y hasta logran hacer, de catorce instantes de febrero, una primavera anticipada para cantarle a la vida.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Ante la crisis, otro frente nacional

Gracias al Paro Nacional el régimen retrocedió en su pretensión de seguir echando la crisis en hombros de las capas medias y de los empobrecidos, en su terco intento descargó lo más cruel de su represión contra los manifestantes hasta dejar en el suelo el prestigio de sus Fuerzas Armadas.