PCV: El Gobierno continúa la destrucción del salario. Es necesario indexar los salarios con respecto a la canasta básica

Publicado:

Noticias populares

Para el Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Venezuela (PCV), el anuncio de “aumento salarial” que hiciera el Gobierno, a través del ahora ex-ministro del Trabajo Piñate, es la confirmación de una política de destrucción del salario iniciada de forma sistemática y sostenida por el Ejecutivo Nacional desde el 2018, a partir de la implementación de una política económica que privilegia las ganancias capitalistas y el derroche de los nuevos ricos, a costa de desmejorar las condiciones materiales de las y los trabajadores y sus familias. De esa manera se descarga la crisis y los efectos del bloqueo imperialista, sobre los maltrechos hombros de los que viven de un salario o de una pensión.

 

La dirigencia nacional del PCV considera una burla cínica la manera como el ministro Piñate realizó el anuncio del “nuevo salario mínimo”, como si fuera una gran conquista, cuando en realidad han decretado que el salario mínimo no llega a 3 dólares mensuales y con el “cestaticket” apenas llega a 3,49 $ por mes, con tendencia a la baja como resultado de la devaluación indetenible. Mientras tanto, el Gobierno no acomete ninguna acción para frenar la hiperinflación y recuperar el valor del signo monetario nacional, por el contrario, con la eliminación de los controles de precios, ganancias y tasas de cambio, la dolarización de facto promovida desde instancias oficiales, el desmontaje de las convenciones colectivas a través del memorando-circular 2792 (criminal legado de Piñate), más las subvenciones y descargas tributarias en favor de la gran burguesía, crean las condiciones para que la crisis se agrave y recaiga exclusivamente sobre el pueblo trabajador, situación terrible en tiempos de pandemia.

Los economistas y voceros de la tendencia liberal burguesa dominante en el Gobierno Nacional y en la dirección cupular del PSUV, pregonan la “imposibilidad” de establecer salarios dignos y suficientes hasta que no haya producción a gran escala, al mismo tiempo que justifican las reprivatizaciones de las empresas del Estado –lo que invariablemente va precedido de su deterioro y quiebra- y aprueban la ley de zonas económicas especiales para tender una “alfombra roja” a los inversionistas extranjeros, mientras que a la clase trabajadora le tienden una alfombra de miseria y destrucción de derechos, imponiendo así un modelo económico maquilador que asegurará ganancias fáciles a los capitales transnacionales, ofreciendo como “ventajas competitivas” una mano de obra semi-esclava, sin derechos y sin capacidad orgánica para defenderse. Eso explica el pacto económico y político que se consolida entre la cúpula del Gobierno-PSUV y la derecha opositora, como representantes de los intereses de los distintos sectores del capital, incluyendo los capitales imperialistas.

Ante toda esa situación el PCV, en su XV Conferencia Nacional “90 Aniversario del PCV” realizada del 29 de abril al 1 de mayo, aprobó una resolución en la que llama a la clase obrera y al pueblo trabajador a unir sus fuerzas con independencia y autonomía de clase, con respecto a patronos privados y públicos, el Estado y direcciones políticas reformistas y conservadoras, para luchar por el restablecimiento de sus derechos laborales y sociales, comenzando por la conquista de una política salarial integral, impulsando mediante iniciativa popular (respaldada por miles de firmas según la CRBV) una ley especial de escala móvil de salarios indexados a la canasta básica, es decir, el índice de precios de los bienes y servicios que necesita adquirir el trabajador o trabajadora y su familia para vivir con dignidad.

De igual modo, proponemos exigir (también mediante el mecanismo constitucional de la iniciativa popular) la discusión de una ley que establezca un nuevo sistema tributario y fiscal venezolano, para que la burguesía pague impuestos de acuerdo a las ganancias que obtiene y se libere al pueblo trabajador del regresivo y neoliberal Impuesto al Valor Agregado (IVA); asimismo, es necesario presentar una propuesta de ley para recuperar el valor de las prestaciones sociales y que el Estado pague, con indexación, los pasivos que le adeuda a sus trabajadores y trabajadoras. Este Gobierno se ufana de haber pagado a la banca extranjera más de 70 mil millones de dólares entre el 2013 y el 2017, pero dice que no hay para pagar salarios dignos ni cancelar deudas por prestaciones sociales, por lo que debemos exigir que se le cumpla a la clase trabajadora.

Pero aun más, las y los comunistas venezolanos, en la resolución de su XV Conferencia Nacional llaman a la clase obrera y al pueblo trabajador de la ciudad y el campo, a unir y acumular fuerzas para plantearse la lucha por una salida revolucionaria a la crisis del capitalismo dependiente y del rentismo petrolero, lo que implica derrotar, tanto el plan antinacional y neocolonial que pretende imponer el imperialismo yanqui y europeo -mediante una combinación de presión y negociación de las elites-, así como el plan del reformismo entreguista que, con tal de preservarse en el poder, es capaz de entregar las conquistas del pueblo e hipotecar la soberanía nacional. Para avanzar hacia una salida revolucionaria a la crisis, es necesario luchar unidos por el poder para la clase obrera, el campesinado, el movimiento comunero y el movimiento popular revolucionario en su conjunto.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Holodomor ¿Fue Stalin un genocida tal y como asegura el ultranacionalismo ucraniano?

Uno de los adjetivos a los que mas recurren tanto el fascismo ucraniano como sus aliados, los dirigentes del regimen pro-occidental que gobierna Ucrania, para definir a Stalin es el de “genocida”, pero ¿qué hay de cierto en ello? ¿De dónde provienen estas acusaciones?

Le puede interesar: