López Obrador tocó el corazón de Cuba

Publicado:

Noticias populares

Madeleine Sautié.— Desde el pasado jueves el Presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez está en México. Desde aquí, le seguimos los pasos. Da gusto saberlo en tierra hermana, donde los afectos por Cuba son legendarios, y bastaría con asomarnos a las páginas de la historia para que de esa consonancia hablen los propios hechos.

Cierto es que de hermanos se espera el buen gesto, la cálida acogida, la palabra reconfortante… sobre todo si uno de los dos libra ingentes batallas; pero no puede Cuba menos que agradecer la cordialidad y la deferencia con que ha sido recibido su Presidente, el que ve a diario al pie de cada obra constructiva, científica o cultural, empeñado –cuando son muy duros los tiempos– en sacar adelante a un pueblo que lo respeta y lo escucha.

Del apoyo de México y su digno mandatario Andrés Manuel López Obrador, a Cuba nada sorprende, sin embargo, las verdades de su verbo, más que conocidas, nuevamente se encienden y encienden, lo mismo para avivar las causas nobles, que para esgrimir la denuncia de las prácticas fratricidas que tienen lugar en el orbe del siglo XXI, las que «dicho con toda franqueza» son mal vistas, como la de que «el Gobierno de Estados Unidos utilice el bloqueo para impedir el bienestar del pueblo de Cuba con el propósito de que este, obligado por la necesidad, tenga que enfrentar a su propio Gobierno».

Cuba, agraviada desde las voces indignas que se alían en son de servilismo a las políticas de derecha –aunque intocable en su bien probada dignidad–, percibe el beneplácito con que se le toma en cuenta.

Dirigido en primera instancia al mandatario cubano, López Obrador emitió un discurso colmado de ejemplos heroicos y bárbaros, que dejan claro que nunca se conformará la humanidad con el sometimiento de los poderosos contra los pueblos. En sus palabras destacó el orgullo mexicano por héroes como Hidalgo, iniciador de la gesta independentista conocida como el Grito de Dolores, en 1810, y aludió, en dicha celebración, al Presidente Díaz-Canel, invitado de honor que «representa a un pueblo que ha sabido, como pocos en el mundo, defender con dignidad su derecho a vivir libres e independientes, sin permitir la injerencia en sus asuntos internos de ninguna potencia extranjera».

Además de sostener que la resistencia, durante 62 años, del pueblo cubano frente al imperialismo «es una indiscutible hazaña histórica», y que «en consecuencia el pueblo de Cuba merece el premio de la dignidad» y «ser declarada patrimonio de la humanidad», López Obrador aseguró que «si esta perversa estrategia lograse tener éxito, algo que no parece probable por la dignidad a que nos hemos referido, (…) se convertiría en un triunfo pírrico, vil y canallesco, en una mancha de esas que no se borran ni con toda el agua de los océanos».

Fuente: granma.cu

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: