China tiene el mejor sistema educativo del mundo, según la OCDE

Publicado:

Noticias populares

Los estudiantes chinos han superado con creces a sus compañeros internacionales en una prueba de habilidades de lectura, matemáticas y ciencias, según los resultados del Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes de 2018.

La prueba, administrada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), se realizó a 600.000 jóvenes de 15 años en 79 países. Su objetivo es servir de medida general de los sistemas educativos en diferentes regiones del mundo y en distintas condiciones socioeconómicas.

Los resultados muestran que los estudiantes de cuatro provincias chinas -Pekín, Shanghai y las provincias orientales de Jiangsu y Zhejiang- obtuvieron el nivel más alto en las tres categorías. Los estudiantes de Estados Unidos obtuvieron una puntuación de nivel 3 en lectura y ciencias, y de nivel 2 en matemáticas.

El Secretario General de la OCDE, Ángel Gurría, afirmó que el rendimiento actual de los estudiantes de un país es un indicador del potencial económico futuro. “La calidad de sus escuelas hoy alimentará la fuerza de sus economías mañana”.

Muchos países desarrollados no han sido capaces de mejorar la calidad de la educación en las dos últimas décadas, a pesar de que “el gasto en escolarización ha aumentado más de un 15 por cien sólo en la última década”, señala el informe.

“Es decepcionante que la mayoría de los países de la OCDE no hayan visto prácticamente ninguna mejora en el rendimiento de los estudiantes desde el primer PISA en 2000”, dijo Gurria.

Los antecedentes socioeconómicos desempeñaron un papel en los resultados de las pruebas, explicando el 12 por ciento de la variación del rendimiento en lectura en cada país, por término medio. Sin embargo, los resultados también mostraron que el 10 por ciento de los estudiantes más pobres de China seguían obteniendo mejores resultados que la media de la OCDE. Esto puede parecer sorprendente para un país cuya renta neta disponible per cápita ajustada es aproximadamente tres veces inferior a la media de la OCDE, que es de unos 30.500 dólares.

Los resultados de PISA mostraron que el 20 por cien de los jóvenes de 15 años en Estados Unidos no leen tan bien como deberían a los 10 años. Los resultados también mostraron que el rendimiento de Estados Unidos en lectura y matemáticas se ha mantenido estable desde el año 2000. Esto sugiere que iniciativas federales como No Child Left Behind y Common Core -que han costado miles de millones de dólares federales y privados- no han mejorado la calidad de la educación en Estados Unidos.

Uno de los hallazgos más sorprendentes es que sólo el 14 por cien de los estudiantes estadounidenses son capaces de distinguir de forma fiable los hechos de las opiniones en las pruebas de lectura. Por ejemplo, en un ejercicio se pedía a los alumnos que leyeran dos textos: un artículo de periódico sobre la investigación científica de la leche y un informe de la Asociación Internacional de Productos Lácteos. A continuación, se les presentaron varias afirmaciones sobre la leche y se les pidió que juzgaran si estaban leyendo hechos u opiniones. Por ejemplo: “Beber leche es la mejor manera de perder peso”.

La mayoría de los estudiantes estadounidenses no fueron capaces de distinguir que tales afirmaciones representan una opinión, no un hecho. ¿Por qué? Uno de los principales factores es la tecnología, según el informe. “En el pasado, los estudiantes podían encontrar respuestas claras y singulares a sus preguntas en libros de texto cuidadosamente seleccionados y aprobados por el gobierno, y podían creer que esas respuestas eran verdaderas. Hoy en día, encuentran cientos de miles de respuestas a sus preguntas en Internet, y son ellos los que deben determinar qué es verdad y qué es mentira, qué es correcto y qué es incorrecto”, apunta el informe. “Leer ya no consiste principalmente en extraer información, sino en construir conocimientos, pensar de forma crítica y emitir juicios con conocimiento de causa”.

Una antigua profesora, Elizabeth, de Portland (Maine), declaró al New York Times que cree que las nuevas tecnologías han acortado la capacidad de atención de los alumnos en las dos últimas décadas. “Mi conclusión: la tecnología no siempre es nuestra amiga», escribió. «Los ordenadores portátiles recién llegados a nuestras escuelas eran tanto una distracción del aprendizaje como una herramienta para aprender”.

Hay muchos factores que influyen en el rendimiento académico relativamente bajo de los estudiantes estadounidenses: las condiciones socioeconómicas, las diferencias culturales, un énfasis excesivo en los exámenes estandarizados.

Una de las razones por las que es difícil decir por qué los estudiantes estadounidenses están atrasados es que, a diferencia de muchos otros países, Estados Unidos no tiene una autoridad educativa centralizada, lo que significa que hay de hecho 50 sistemas educativos diferentes. Es inevitable que surjan desigualdades entre estos sistemas, sobre todo en las zonas con escasa financiación, como explica Henry Braun, profesor de política educativa del Boston College.

“La razón por la que no nos va bien en general es que tenemos más alumnos en los estratos más bajos, que generalmente lo hacen peor”, dijo Braun. “Es más una acusación a la desigualdad de nuestro sistema social que a nuestro sistema educativo”.

Fuente: mpr21.info

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: