‘No podemos vacunar al mundo entero cada seis meses’

Publicado:

Noticias populares

En una entrevista el profesor Andrew Pollard, que participó en el desarrollo de la vacuna de AstraZeneca contra el coronavirus, advierte que las dosis de refuerzo no son la respuesta y que “no podemos vacunar al mundo cada cuatro o seis meses”.

 

Pollard preside del Comité Conjunto de Vacunación e Inmunización (JCVI). En una entrevista con The Telegraph dijo que seguir una política de “covid cero”, es decir, de no contagio, era una tontería y que “en algún momento la sociedad se tiene que abrir”.

El profesor exigió ver pruebas más sólidas antes de apoyar una cuarta ronda de dosis: “Depende de si su objetivo es detener todas las infecciones, pero eso es un error. El objetivo es prevenir enfermedades graves y proteger los sistemas sanitarios de todo el mundo”.

Pollard dijo que las dosis de refuerzo deben centrarse en las personas vulnerables, y añadió: “No podemos vacunar al mundo cada cuatro o seis meses. No es sostenible ni asequible”.

Tras señalar que ómicron ha demostrado ser mucho menos severo que las variantes anteriores, Pollard cree que “lo peor ha quedado absolutamente atrás, sólo tenemos que pasar el invierno”.

También dijo que “no es un muy partidario” de los programas de vacunación obligatoria, especialmente en Reino Unido, donde un programa de este tipo sería “inapropiado”.

—https://www.telegraph.co.uk/health-fitness/body/year-life-astrazeneca-man-saw/

Fuente: mpr21.info
spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Rusia ante la ONU: “La expresión directa de la voluntad popular dejó de ser el criterio de elección democrática para Occidente”

El representante permanente de Rusia ante la ONU, Vasili Nebenzia, salió al paso de las críticas de Occidente sobre los referéndums celebrados en Donbass y en las regiones de Jersón y Zaporozhie.