Caos, otro método de agresión contra los pueblos

Publicado:

Noticias populares

Manuel Valdés Cruz.— En las condiciones de crisis integral generalizada, los círculos de poder aprovechan las oportunidades para cumplir sus históricos intereses de dominación hegemónica, de lo cual es ejemplo vivo la política de Estados Unidos en la actual coyuntura mundial.

Utilizan hábilmente las dificultades coyunturales en los países de su interés para aplicar su teoría del caos, que consiste en crear confusión e incertidumbre, al dirigir sus acciones sobre la gestión gubernamental, mediante formas de subversión que se esconden detrás de las revoluciones de colores, las primaveras árabes y las sugerencias de cambios desarrolladas en diferentes naciones.

Mientras la humanidad lucha contra la pandemia y busca una cura perdurable, la Casa Blanca continúa impulsando, con recursos importantes, la agresión a varios países.

En América Latina, los casos más representativos son los de Cuba, Venezuela, Nicaragua y Bolivia, los que frenan, con su ejemplo, los intentos de capitalizar el avance de la derecha en naciones de la región.

Se trata de demeritar los resultados obtenidos producto de una clara política de estado, utilizando todos los medios a su disposición. Para ello promueven la teoría de desprestigiar al estado y criminalizar a sus principales dirigentes. El siguiente paso se da con la campaña mediática internacional, para buscar apoyo y consensos en las fuerzas políticas.

PUEBLOS, SAQUEMOS LECCIONES

Satanizada la sociedad de interés, fomentan la acción de grupos internos que supuestamente representan al pueblo, mediando actividad sufragada y preparada por el gobierno estadounidense y las potencias occidentales.

Como resultado se crea una situación de temor e inseguridad para el ciudadano ajeno a esos planes, que puede ser confundido y arrastrado a seguir un supuesto cambio. Con el paso del tiempo, se dará cuenta de que los resultados van contra sí mismo. Todo estará listo entonces para pedir la intervención militar a fin de imponer su «orden».

Pareciera que algo similar experimenta Kazajistán, con disturbios que representan una amenaza para la seguridad nacional y la soberanía del país, y que han derivado en la quema de edificios gubernamentales, la toma del aeropuerto, el apedreamiento a vidrieras, el bloqueo de calles y otras acciones.

La realidad en ese país se ha visto agravada por la crisis económica provocada por la pandemia y la inflación, entre otras situaciones. Pero ha sido manipulado también, por distintas fuerzas externas, entre las que se incluye Estados Unidos.

En un contexto de cruzada de Occidente contra Rusia, agudizado en los últimos meses a raíz del conflicto en Ucrania, hacen sospechar de una nueva puesta en escena del reiterado guion de la revolución de colores o golpe blando en el espacio postsoviético, con el objetivo de debilitar a uno de los principales aliados de Moscú en la región.

———-

Reparto de armas entre los “manifestantes”

Fuente: granma.cu
spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias