Aplicar el doble rasero solo arruinará la credibilidad de Estados Unidos

Publicado:

Noticias populares

Por Zhong Sheng,Diario del Pueblo.— Recientemente, las discusiones sobre las actividades militares biológicas de EE.UU en Ucrania han estado aflorando. Rusia ha publicado una serie de documentos originales que acusan a Estados Unidos de violar la Convención de Armas Biológicas. Estados Unidos primero lo negó y luego trató de devolver el golpe, reacción que exacerbó aún más las dudas de la comunidad internacional sobre las actividades militares biológicas estadounidenses.

Estados Unidos primero calificó las acusaciones de Rusia como “información falsa” y “teorías de conspiración”, y luego afirmó que “Rusia iba a utilizar armas biológicas y químicas contra Ucrania”. Al darse cuenta de que era imposible engañar, un grupo de funcionarios de la Casa Blanca, el Departamento de Estado y el Departamento de Defensa se turnaron para “rescatar” la situación, afirmando que Estados Unidos “siempre ha sido abierto y transparente” y “respeta por completo la Convención de Armas Biológicas y la Convención de Armas Químicas”.

Estados Unidos también publicó los llamados “documentos de hechos” en un intento de “aclarar” sus actividades militares biológicas en Ucrania y en todo el mundo. Sin embargo, la aclaración de EE.UU está llena de lagunas, e incluso la información más básica, como el número de sus laboratorios cooperativos en Ucrania, es inconsistente y poco convincente.

“Cumplimiento” y “verificación” siempre han sido palabras de uso frecuente en la diplomacia estadounidense. Durante décadas, Estados Unidos siempre se ha presentado como un experto en asuntos de otros países, “expresando preocupación” por el cumplimiento de otros países, exigiéndoles que acepten inspecciones e incluso buscando varias excusas para imponer sanciones y usar la fuerza en otros países. Cuando le toca acusarse a sí mismo, Estados Unidos no lo desea y tiene miedo de enfrentarse con una actitud correcta. Este es un doble rasero clásico.

Ya en 1993, antes de que entrara en vigor la “Convención sobre la Prohibición de las Armas Químicas”, Estados Unidos utilizó la llamada “inteligencia” como excusa para acusar al buque de carga “Yinhe” de China de transportar productos químicos sensibles, y sin ninguna base legal, interfirió e interceptó por la fuerza a los buques de carga comerciales que realizan actividades marítimas normales de países soberanos en alta mar. Como resultado, EE.UU no obtuvo nada y solo pudo admitir de manera sombría que el buque “Yinhe” no transportaba material prohibido. En febrero de 2003, el entonces Secretario de Estado de EE.UU, Colin Powell, sostuvo una botella de polvo blanco en el Consejo de Seguridad de la ONU, alegando que Irak había desarrollado armas de destrucción masiva y luego pasó por alto al Consejo de Seguridad para invadir Irak, siguiendo la misma lógica hipócrita.

Los tiempos están cambiando, pero la lógica hipócrita de Estados Unidos nunca ha cambiado: solo exige que otros países cumplan con un acuerdo y nunca aceptará que se les investigue a ellos. Estados Unidos hace lo que quiere frente a las reglas internacionales. Las acepta cuando les convienen y las abandonan cuando no, haciendo que la gente sea cada vez más consciente de su verdadera naturaleza hegemónica.

Como depositario de la Convención sobre Armas Biológicas, Estados Unidos es muy consciente de sus obligaciones con respecto a la Convención. En los últimos 20 años, debido a la oposición exclusiva de Estados Unidos, no se ha establecido un mecanismo de verificación en el marco de la Convención de Armas Biológicas, y la comunidad internacional no tiene forma de verificar si Estados Unidos ha incumplido el acuerdo. Sin embargo, los procedimientos de resolución de disputas establecidos por los artículos 5 y 6 de la Convención de Armas Biológicas siguen siendo válidos, y Estados Unidos está obligado a hacer aclaraciones a la comunidad internacional para que la comunidad internacional pueda emitir un juicio. La bioseguridad se refiere a los intereses comunes del mundo y de ninguna manera es un asunto exclusivo de Estados Unidos.

Como miembro de la comunidad internacional, Estados Unidos tiene la obligación de cumplir las normas internacionales y dar cuenta al mundo de sus actividades militares biológicas. Aplicar el doble rasero solo arruinará su reputación.

 

(Zhong Sheng es un pseudónimo que utiliza a menudo Diario del Pueblo para expresar sus opiniones sobre política exterior y asuntos internacionales).

spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias